domingo , 5 diciembre 2021

ASMA

El asma. Enfermedad caracterizada por ataques de disnea respiratoria de duración variable con sibilancias y sensación de constricción  debida a espasmo bronquial.

Reactividad aumentada de las vías respiratorias inferiores a numerosos estímulos: proceso episódico acompañado de obstrucción reversible.

La obstrucción sostenida durante días a semanas se conoce como estado asmático.

Se calcula que sufren episodios de asma un 6-10% de adultos y hasta un 15% de los niños.

Es un trastorno que provoca que las vías respiratorias se hinchen y se estrechen, lo cual hace que se presenten sibilancias, dificultad para respirar, opresión en el pecho y tos.

El asma es causada por una inflamación de las vías respiratorias. Cuando se presenta un ataque de asma, los músculos que rodean las vías respiratorias se tensionan y el revestimiento de dichas vías aéreas se inflama. Esto reduce la cantidad de aire que puede pasar.

Para entender el asma es necesario saber cómo funcionan las vías respiratorias. Las vías respiratorias son tubos que conducen el aire que entra y sale de los pulmones.

En las personas que sufren de asma, las vías respiratorias están inflamadas (hinchadas). Esto hace que sean muy sensibles y tiendan a reaccionar fuertemente a la inhalación de ciertas sustancias.

Cuando las vías respiratorias reaccionan, los músculos que las rodean se contraen. Esto las estrecha y hace que llegue menos aire a los pulmones.

La hinchazón también puede empeorar y estrechar las vías respiratorias aún más. Las células de las vías respiratorias pueden producir más mucosidad de lo habitual.

La mucosidad es un líquido pegajoso y espeso que puede estrechar más las vías respiratorias.

En las personas sensibles, los síntomas de asma pueden desencadenarse por la inhalación de sustancias causantes de alergias, llamadas alérgenos o desencadenantes.

Los desencadenantes comunes de asma abarcan:

  • Animales (caspa o pelaje de mascotas).
  • Una tendencia hereditaria a presentar alergias, que se llama atopia.
  • Polvo.
  • Cambios en el clima (con mayor frecuencia clima frío).
  • Contacto con alérgenos que se transportan por el aire o exposición a algunas infecciones virales en los primeros meses o años de vida, cuando el sistema inmunitario se está desarrollando.
  • Químicos en el aire o en los alimentos.
  • Ejercicio.
  • Moho.
  • Infecciones respiratorias, como el resfriado común.
  • Emociones fuertes (estrés).
  • Humo del tabaco.

El ácido acetilsalicílico (aspirina) y otros antiinflamatorios no esteroides (AINES) provocan asma en algunos pacientes.

Muchas personas con asma tienen antecedentes personales o familiares de alergias, como la fiebre del heno (rinitis alérgica) o eccema, mientras que otros no tienen tales antecedentes.

La mayoría de las personas con asma tienen ataques separados por períodos asintomáticos.

Algunos pacientes tienen dificultad prolongada para respirar con episodios de aumento de la falta de aliento. Las sibilancias o una tos puede ser el síntoma principal.

Los ataques de asma pueden durar de minutos a días y se pueden volver peligrosos si se restringe el flujo de aire de manera importante.

Un ataque de asma puede incluir tos, opresión en el pecho, sibilancias y dificultad para respirar.

El ataque de asma ocurre en las vías respiratorias, que son los conductos que llevan el aire a los pulmones.

A medida que el aire pasa por los pulmones, las vías respiratorias se van haciendo más pequeñas, como las ramas de un árbol al alejarse del tronco.

Durante un ataque de asma, las paredes de las vías respiratorias en los pulmones se inflaman, lo cual hace que las vías se vuelvan más estrechas.

Menos aire entra y sale de los pulmones, y el cuerpo produce una mucosidad que obstruye aún más las vías respiratorias.

Los síntomas abarcan:

  • Tos con o sin producción de esputo (flema).
  • Retracción o tiraje de la piel entre las costillas al respirar (tiraje intercostal).
  • Dificultad para respirar que empeora con el ejercicio o la actividad.
  • Sibilancias que:
    • aparecen en episodios con períodos intermedios libres de síntomas.
    • pueden empeorar en la noche o en las primeras horas de la mañana.
    • pueden desaparecer espontáneamente.
    • mejoran cuando se utilizan medicamentos que dilatan las vías respiratorias (broncodilatadores).
    • empeoran al inhalar aire frío.
    • empeoran con el ejercicio.
    • empeoran con la acidez gástrica (reflujo).
    • por lo general comienzan súbitamente.

Síntomas de emergencia:

  • Labios y cara de color azulado.
  • Disminución del nivel de lucidez mental, como somnolencia intensa o confusión, durante un ataque de asma.
  • Dificultad respiratoria extrema.
  • Pulso rápido.
  • Ansiedad intensa debido a la dificultad para respirar.
  • Sudoración.

Otros síntomas que pueden estar asociados con esta enfermedad son:

  • Patrón de respiración anormal, en el cual la exhalación se demora más del doble que la inspiración.
  • Paro respiratorio transitorio.
  • Dolor torácico.
  • Opresión en el pecho.

Las complicaciones del asma pueden ser severas. Algunas son:

-Muerte.

-Disminución de la capacidad para hacer ejercicio y tomar parte en otras actividades.

-Falta de sueño debido a síntomas nocturnos.

-Cambios permanentes en la función pulmonar.

-Tos persistente.

-Dificultad para respirar que requiere asistencia respiratoria (respirador).

Algunos de los desencadenantes más comunes son:

 -Humo del tabaco.

-La caspa y la saliva de los animales.

-Ácaros del polvo.

-El polen.

-La contaminación atmosférica puede desencadenar un ataque de asma. Esta contaminación puede provenir de las fábricas, los automóviles y otras fuentes.

-Las cucarachas y sus excrementos pueden desencadenar un ataque de asma. Elimine tantas fuentes de alimento y agua como pueda para deshacerse de las cucarachas que haya en su casa.

-Las mascotas peludas pueden desencadenar un ataque de asma. Si cree que su mascota peluda es la causante de los ataques de asma, puede que tenga que buscarle otra casa.

Si no quiere o no puede encontrar otra casa para su mascota, manténgala fuera de la habitación de la persona con asma.

-Respirar moho puede desencadenar un ataque de asma. Elimine el moho de su casa para ayudar a controlar los ataques. La humedad en el ambiente puede hacer crecer el moho.

-El humo de la quema de madera u otras plantas se compone de una mezcla de gases dañinos y partículas pequeñas. Respirar mucho de este humo puede causar un ataque de asma. Si puede, evite quemar madera en su casa.

-Las infecciones asociadas a la influenza (o gripe), resfríos y el virus respiratorio sincicial (VRS) pueden desencadenar un ataque de asma.

-Las sinusitis, las alergias, inhalar algunos químicos y la acidez estomacal también pueden desencadenar ataques de asma.

Los síntomas pueden sobrevenir varias veces al día o a la semana, y en algunas personas se agravan durante la actividad física o por la noche.

Acuda al servicio de emergencias si se presentan los siguientes síntomas:

  • Somnolencia o confusión.
  • Dificultad para respirar grave en reposo.
  • La medición del flujo máximo es menor de 50% de la mejor medición personal.
  • Dolor torácico intenso.
  • Coloración azulada de los labios y la cara.
  • Dificultad respiratoria extrema.
  • Pulso rápido.
  • Ansiedad intensa debido a la dificultad respiratoria.

El asma afecta a los bronquios. Cuando una persona respira normalmente, el aire le entra por la nariz o por la boca y después baja por la tráquea y los bronquios hasta llegar a los pulmones, desde donde es expulsado de nuevo al exterior.

Es necesariamente poner en marcha el Plan trofológico completo o personalizado, para obtener una máxima recuperación y calidad de vida.

Que jamás se la podrá ofrecer ningún medicamento, jarabe, pastillitas, etc…

Información:

Para más información sobre esta enfermedad o patología, si usted cree que es necesario, preguntar a su médico o especialista, libros e inclusive en internet, donde encontraras cientos o miles de páginas, rellenitas de información, que seguramente ya sabe usted, pero no vas a encontrar ninguna o muy poquísima información útil para la verdadera: recuperación, regeneración o simplemente la plena curación (salud).

La mayoría te dirá lo chungo que es esa enfermedad, en teoría por qué se ha producido, o que su clínica tiene mucha experiencia en ese caso (¿?), o tal productos es ideal o único, las personas estas muy confundidas o quizás en cierta manera engañadas o mareadas vaya a saber, bueno así va la salud general de la población, no hay casi ninguno sano, usted mismo salud verdadera o salud chunga.

Por favor no se deje engañar por nadie. Nadie puede tener salud verdadera si no modifica sus hábitos trofológicos (Trofología).

Ningún aparato, medicamento, cirugía (amputaciones de órganos o miembros) las mayorías de veces innecesarias realmente porque seguramente con la Trofología se hubieran recuperado completamente a no ser una urgencia en que la vida este en juego, pócimas, etc.

Puede hacer eso por usted, y mucho menos cuanto mayor sea la gravedad del estado de su salud, solo repito solo la Trofología, que nos alimenta, mantiene sanos de verdad, nos regenera, único para danos un alto nivel de calidad de salud y de vida, nos da vitalidad y energía. Eso no lo puede hacer ningún aparato, pócima, etc. Por si solos.

Por desgracia la salud se ha convertido en un gran negocio en todos los bandos y puntos. Abra los ojos.

La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud.

La información está basada en la revisión de nuestros datos de investigación científica y colaboradores especialistas, patrones históricos de práctica y experiencia clínica.

Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico.

Antes de nada deberá de consultar con su médico o especialista.

Tu primer medico si usas la Trofología puede que sea tu único médico.

Debe de saber que la Trofología/Higienista por si sola es capaz de mejora sustancialmente e radicar o curar el 97,9% de todas las enfermedades sea cual sea.

Para una información más completa póngase en contacto con nosotros.

Si tiene alguna duda sea cual sea, llámenos al 626 868 980 o al 650 273 886 o si lo desea al Teléfono: 96 283 37 26 sin compromiso alguno, y estaremos encantados de atenderle en cualquiera que sea su caso.

Ver También

Si se puede prevenir y combatir el COVID-19, con tratamiento alternativo…

FORMAS DE EVITAR EL CORONAVIRUS COVID-19 QUE USTED QUIZÁS AÚN NO HAYAS CONSIDERADO

Tweet Tweet De seguro que no va usted a encontrar este consejo que le voy …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *