Martes , 30 mayo 2017
Inicio » Binipatia » Salud » Minerales » MINERALES
MINERALES

MINERALES

Principios inmediatos contenidos en los tejidos  animales y vegetales y que, aunque aportados en cantidades generalmente mínimas por la alimentación (del orden de la millonésima parte de la ración alimenticia diaria) se muestran  indispensables para el desarrollo de los actos visuales (asimilación, desarrollo, mantenimiento, funcionamiento, reproducción, etc.) y cuta ausencia se traduce en la aparición  de una enfermedad, denominada carencial, que determina trastornos y lesiones muy características y graves.

O si se prefieren las palabras de un humorista: no hay definición de los minerales, la única que se puede dar es la siguiente: “las demás sustancias les perjudican cuando toman demasiadas, mientras que los minerales les pone enfermos cuando no se consumen  en absoluto”.

Los minerales del reino animal y vegetal (frutos secos) son más propensas del otoño, invierno y principios de la primavera cuando disminuyen los recursos en verduras y frutas frescas.

Las mejores fuentes minerales para los niños más pequeños son las frutas bien maduras y dulces y frutos secos, las ensaladas dulce (no azúcar).

Naturalmente los minerales sintéticos pueden desempeñar una función importante en numerosas afecciones, y por otra parte, un solo comprimido puede sustituir a varios vasos de zumos de frutas (que no siempre están disponibles).

Clasificación, propiedades o usos terapéuticos:

-AZUFRE: desintoxicación hepática, depurativo, huesos, para la salud de las uñas, pelo, piel, dientes, cabellos, purificador y depurativo de la sangre, disfunciones hepato-biliares, intolerancias alimenticias, afecciones de la piel (eczema, dermatitis, seborrea, acné, psoriasis, etc…), afecciones del cuero cabelludo (seborrea, caída del cabello, alopecia areata, dermatitis del cuero cabelludo, cabellos quebradizos y frágiles, etc…), enfermedades de las uñas (uñas quebradizas, frágiles, etc…), micosis de la piel, uñas y cuero cabelludo, afecciones respiratorias, regenerador de la mucosa respiratoria, rinitis, bronquitis, afecciones reumáticas, artrosis, etc…

-CALCIO: trastornos del crecimiento, liberación de insulina, formación de los huesos, raquitismo, osteoporosis, desmineralización, embarazo, lactancia, personas mayores, alteraciones de los dientes, fracturas, hiperexcitabilidad muscular y nerviosa, hemorragias, tetania, espasmos, etc…

-COBALTO: para la formación de hemoglobina, aumenta la eritropoyetina renal, es hipoglucemiante, hipotensor, vasodilatador, anemia perniciosa, trastornos funcionales  circulatorios, espasmos de los vasos periféricos, enfermedad de raynaud, parestesias, ansiedad en exámenes, controles, oposiciones, alteraciones digestivas espasmódicas, aerofagia, hipo, gases, meteorismo, etc…

-COBRE: estimula la capacidad inmunitaria del cuerpo, antioxidante, anemias microcíticas, procesos reumáticos, artrosis, artritis, alteraciones nerviosas, irritabilidad, alteraciones óseas, despigmentaciones de la piel y cabello, infecciones en general, etc…

-CROMO: digestión de las proteínas, diabetes, hiperlipemia, colesterol, triglicéridos, obesidad, celulitis, envejecimiento prematuro, arteriosclerosis, etc…

-FLÚOR: mantiene el esmalte dentario, caries, fragilidad del esmalte dentario, enfermedad de Schenermann, cifoscoliosis, osteoporosis, esguinces, insuficiencia dorsal dolorosa, algias óseas, artrosis, espondilitis anquilopoyética, fracturas, epifixitis, laxitud ligamentaria, raquitismo, insuficiencia osteoligamentosa en el niño y en el adolescente, etc…

-FÓSFORO: participa en la formación de huesos y dientes, retraso en el desarrollo ponderal en los niños, crecimiento, lactancia, senilidad, deportistas, estudiantes, osteoporosis, regímenes de adelgazamiento, stress, enfermedades nerviosas, infecciones enfermedades, enfermedades degenerativas, fracturas, traumatismos, etc…

-GERMANIO: resistencia a infecciones con el germanio se incrementa hasta más de un 200%, sistema inmune, actividad antidegenerativa, aumenta la oxigenación celular, purificante, desintoxicante del organismo, poderoso antibiótico, antiviral, antimicrobiano, antitumoral, hipertensión arterial, tumores hepáticos, arteriosclerosis cerebral, infarto de miocardio, enfermedad de raynaud, cáncer, ataxia, reumatismo articular agudo, asma bronquial, diabetes, artritis, artrosis, procesos tumorales, varices, insuficiencia coronaria, stress, bronquitis crónica, herpes zoster, gripe, catarros, resfriados, sida, hepatitis, etc…

-HIERRO: anemias de todo tipo, embarazo, lactancia, hemorragias de todo tipo, menstruaciones abundantes, alteraciones gastrointestinales, gastrectomías, enfermedad celiaca, diarreas, malnutrición, cirrosis hepática (ojo), deportistas, etc…

-IODO: aumenta el metabolismo basal, aumenta la producción de calor, hipotiroidismo, obesidad, celulitis, arteriosclerosis, hipercolesterolemia, retardo en la cicatrización de las heridas, para el correcto desarrollo corporal, alteraciones de la piel, uñas y cabello, edemas, etc…

-LITIO: estado de excitación psíquica, hiperactividad psicomotora, psicopatía maníaco-depresivo, estados neuróticos, fobias, psicosis cíclicas, psicosis involutivas, psicosis esquizofrénica, sistema nervioso, ansiedad, hiperemotividad, depresión, angustia, agitación, pesimismo, hipocondría, irritabilidad, humor inestable, astenia psicológica, disminución de las facultades intelectivas, psicastenia, abulia, estados prepsicóticos, estados melancólicos,  obsesiones fóbicas, alteraciones del sistema nervioso central, migraña neurógena, parálisis periódica, hipotalámica, corea de Huntington, cefaleas de tensión, crispación emocional, síndrome de envaramiento cervical psicógeno, síndromes musculares dolorosos, alteraciones del sueño, alteraciones del sistema endocrino, alteraciones del aparato genito-urinario, alteraciones del aparato cardiovascular, gota, hipertiroidismo, insuficiencia renal funcional, arteriosclerosis difusa, leucopenia, etc…

-MAGNESIO: excitabilidad nerviosa, agresividad, ansiedad, insomnio, hiperemotividad, alcoholismo, trastornos neuro-psiquiátricos, taquicardias parosísticas, contracturas musculares, calambres musculares, espasmofilia, embarazo, lactancia, raquitismo, alteraciones del crecimiento, descalcificación, desmineralización, trastornos de la osificación, astenia de los ancianos, estados infecciosos, cefaleas, ansiedad, espasmos de píloro, colopatías espasmódicas, caída del cabello, etc…

-MANGANESO: para el mantenimiento de la estructura ósea normal, trastornos osteo-musculares, alteraciones nerviosas, envejecimiento precoz, alteraciones de la piel, uñas, cabellos, debilidad del pelo, uñas, alteraciones sexuales, amenorreas, hipomenorreas, menopausia, epilepsia, alergia de todo tipo, asma bronquial, artralgias, etc…

-MOLIBDENO: es necesario para el desarrollo óseo normal, es necesario para el buen funcionamiento del hígado, enfermedades hepáticas, hepatopatías, hepatitis toxica, vírica, degeneración hepática, cirrosis hepática, intoxicaciones hepáticas, intolerancia digestiva de origen hepático, cefaleas digestivas, flatulencia, intolerancias alimenticias, trastornos del crecimiento, retraso ponderal, raquitismo, retraso en la consolidación de fracturas, inapetencia, fallos de cicatrización de heridas, trastornos del sistema nervioso central, irritabilidad, falta de sueño, fatiga matinal, astenia, enfermedades infecciosas, síndrome gripal, gripe todas, infecciones víricas en general, infecciones bacterianas, etc…

-NÍQUEL: anemias, estados prediabéticos, diabetes, estados hipotónicos, convalecencia, enfermedades infecciosas, estados degenerativos, embarazo, lactancia, alteraciones del crecimiento, etc…

-POTASIO: hipocaliemias de todo tipo, vómitos repetidos, fistulas intestinales, aspiraciones gástricas prolongadas, diarreas, hiperaldosteronismo, cetoacidosis diabética, alteraciones del metabolismo hídrico, periodos de crecimiento, desarrollo muscular, etc…

-SELENIO: bueno para el buen funcionamiento muscular, distrofias musculares, cataratas, para el buen funcionamiento del páncreas, arteriosclerosis, enfermedades cardiovasculares, envejecimiento precoz, canas del cabello, senilidad precoz, enfermedades degenerativas, reumatismo articular agudo y crónico, gota, osteoporosis, cirrosis hepática, alcoholismo, enfermedades hepáticas, cáncer en todas sus manifestaciones según el caso concreto, enfermedades de la piel, hiperqueratosis, melanodermia, eczemas atípicos, dermatitis seborreica, queloides, infecciones del aparato respiratorio, infecciones víricas, infecciones bacterianas, prostatitis crónicas, esterilidad, impotencia, adenoma de próstata, alteraciones de la permeabilidad capilar, deficiencias inmunitarias, estados anémicos, hipertensión arterial, sida, hepatitis toxica, viral, etc…

-SILICIO: favorece la formación del tejido conectivo, importante para la nutrición de los tejidos, esencial para el crecimiento, nos protege frente al envejecimiento del organismo, necesario para mantener la elasticidad de los grandes vasos sanguíneos, equilibra el sistema nervioso,      rehidrata la piel y las mucosas, favorece su cicatrización, retrasos ponderales, raquitismo en los niños, estados degenerativos articulares y óseos, osteoporosis, artrosis, dolores articulares, vejez prematura, arteriosclerosis, debilidad y fragilidad del pelo y uñas, alteraciones nerviosas, cansancio intelectual, etc…

-ZINC: aterosclerosis cerebral, sistema inmunológico, alteraciones prostáticas, hipertrofia de próstata, adenoma prostático, retrasos del crecimiento en niños, hernia de hiato, colitis derechas, flatulencias, dispepsias, alteraciones digestivas, diabetes, cirrosis hepática, hepatitis todas, disfunciones pancreáticas, disfunciones hepáticas, alteraciones de la piel y cabello, parasitosis intestinales, alteraciones hipofisiarias, ejercicio físico intenso, impotencia sexual, hipomenorrea, reglas tardías e irregulares, críptoquídea, obesidad infantil con retraso de la pubertad, astenia física, astenia sexual, retraso del desarrollo intelectual y físico, síndromes hipofiso-suprarrenal o genita, enuresis, envejecimiento precoz, antiinflamatoria, antiinfecciosa, retrasos de la cicatrización de las heridas, etc…

La ciencia moderna confirma una vez más el empirismo inteligente de los antiguos.

Las verduras y frutas que comemos son más o menos artificiales puesto que los abonos químicos las han trasformado. La verdad es que no sabemos ni lo que comemos al final va hacer verdad que somos unos pringaos.

Con el único objetivo económico, solo se preocupan de su peso y de su aspecto exterior de manera que carecen de las vitaminas, minerales y oligoelementos que las convertirían en autenticas verduras y frutas.

Por solo citar un ejemplo, las manzanas “golden” tan ampliamente extendidas, tan bien calibradas, pero sin sabor, contienen menos vitaminas y minerales que las especies “antiguas”.

Nuestros alimentos modernos (esta palabra meda mucho miedo no sé porque) suelen estar “hinchados” pero desequilibrados… y nosotros que los comemos también o peor.

Y todo ello es válido también para las aves, los huevos, los huevos, los cerdos… sin comentarios. Un gran peligro al cual se añade el de ciertos colorantes (cancerígenos, a por cierto esto lo saben los gobernantes pero ustedes como yo somos un cero a la izquierda, para ellos) conservantes, etc… destinados (?) a mejorar el producto (el bolsillo).

Los remedios “tranquilizantes” (dios que nos proteja), tan de moda en nuestros días, han sido testados en animales (incluso en plantas) en vez de con sus madres, hijos, etc, estos medicamentos calmantes poseen un efecto muy especial sobre la velocidad de engorde  de las aves, la importancia de la puesta de las gallinas, la mejora en la producción de las vacas lecheras… pobres vacas (peores son quienes lo consumen), pobres pollos… pobres hombres.

Los aditivos alimentarios son muy numerosos, en estado unidos se han censado 2.800 país que en 1956 utilizo 200.000 toneladas de estas sustancias, cifra que se elevó hasta 430.000 toneladas en 1970; en los demás países altamente desarrollados (?) encontraríamos el mismo porcentaje de incremento de la utilización de estos productos… si las cifras se publicaran.

En cualquier  caso, el publico inteligente (se amos justos son solo la gente inteligente, no todos seamos justos al decir la verdad, lo siento pero es la verdad y en la binipatia solo cabe la verdad y no historias para no poder dormir, ya está bien) empieza a reaccionar frente a estos excesos y abusos sin ningún control.

Bueno es mejor que lo dejemos aquí porque me duele mucho el estar mordiéndome la lenguaaaa.

Como hemos podido ver hay vitaminas que en sí solas equivalen a media farmacia, en cuando el valor para nuestra salud.

No es por lo tanto de extrañar  como echan por el suelo a las vitaminas… por causa simple el dinero. Y su salud que le d….

Que dios te bendiga…

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*