lunes , 20 noviembre 2017
DIABETES

DIABETES

La diabetes mellitus (DM) término genérico que se refiere a un grupo de afecciones caracterizadas por mucha sed y secreción de orina. Es una enfermedad grave, más de lo que la gente se pueda pensar.

Es un conjunto de trastornos metabólicos, que afecta a diferentes órganos y tejidos, puede durar toda la vida si no se tiene los cuidados pertinentes a dicha patología, como por ejemplo hacer uso de un buen tratamiento trofológico/higienista, y se caracteriza por un aumento de los niveles de glucosa en la sangre: hiperglucemia.

La causan varios trastornos, siendo la alimentación inadecuada la principal causa entre todas.

Causando la baja producción de la hormona insulina, secretada por las células ß de los Islotes de Langerhans del páncreas endocrino, o por su inadecuado uso por parte del cuerpo, a causa de una vida poco saludable que repercutirá en el metabolismo de los hidratos de carbono, lípidos y proteínas.

Los síntomas principales de la diabetes mellitus son emisión excesiva de orina (poliuria), aumento anormal de la necesidad de comer (polifagia), incremento de la sed excesiva, y pérdida de peso sin razón aparente especialmente en los jóvenes, deterioro grave del sistema nervioso, problemas en los tendones, en la piel, en la vista y un gran etc…

La Organización Mundial de la Salud reconoce tres formas de diabetes mellitus: tipo 1, tipo 2 y diabetes gestacional (ocurre durante el embarazo), cada una con diferentes causas y con distinta incidencia.

Para el año 2016, se estimó que alrededor de 280 millones de personas serán diabéticas en el mundo y que llegarán a 420 millones en 2030.

La diabetes enfermedad grave,causa diversas complicaciones o síntomas, daños permanentes a ojos, riñones, nervios, corazón más del doble de posibilidad en desarrollar cáncer, Alzheimer,  Parkinson y graves problemas en los vasos sanguíneos, estos síntomas graves son solo unos cuantos de los multiplex trastornos por la diabetes.

Sus complicaciones agudas (hipoglucemia, cetoacidosis, coma diabética no cetósico) son consecuencia de un control inadecuado de la enfermedad mientras sus complicaciones crónicas (cardiovasculares, nefropatías, retinopatías, neuropatías, cutáneas, úlceras que no se curan, perdida de la sensibilidad, impotencia y daños microvasculares) son consecuencia del progreso de esta enfermedad grave.

Es muy inquietante y preocupante ver que la inmensa mayoría de los diabéticos son inconscientes de esta enfermedad grave; tanto es así que para la mayoría de estos enfermos graves, la diabetes es una enfermedad normal especialmente debida por la edad, herencia, no pasa nada; uno se toma la pastilla o se pincha y ya está.

Cuanto equivocados estas estos pobres pacientes, hoy en día no hay la escusa de no saber leer ni escribir, hay mucha información para todos los pacientes inteligentes que quieran saber de su enfermedad.

Antes de nada han de saber estos pacientes despistados, por ser amable, que la pastillita o el pinchazo, solo sirven para que la glucosa en la sangre no esté muy elevada, pero estos medicamentos no sirven para evitar en nada el progreso de esta enfermedad grave y en muchos casos terrible.

Como tampoco sirven para evitar los graves problemas a cauda de dicha patología, además tienen efectos secundarios para estas pobres victimas; por favor abran los ojos antes de que sea muy tarde y tenga que llevar una vida de miserable hasta que se muera y de ésa manera (ciegos, amputaciones, impotente, piernas llenas de úlceras, riñones destrozados, corazón enfermizo, cáncer, Alzheimer, Parkinson, los vasos sanguíneos arrastre, sistema nervioso periférico paralizado, hambre extrema, sed anormal, fatiga, irritabilidad extrema, frecuencia en orinar mucha, cambios del estado de ánimo, vista borrosa o nublada, infecciones frecuentes y recurrentes en la piel, vejiga, las encías, adormecimiento en los pies y manos, picores en la piel, multiplex enfermedades crónicas a ver cuál de ellas es peor si cabe a causa de la diabetes.

Como ve esto a lo mejor su médico o especialista (?), no se lo ha comentado o indicado, si es así huya de este como si de la peste se tratarse, ya que de seguro que su interés por usted no es precisamente su salud.

Mire usted si es grave es que comparativo a la enfermedad de Alzheimer, Parkinson, insuficiencia renal, cáncer, etc, etc… salvo quizás por la diferencia en la supervivencia unas más largas que otras.

Siempre que se continúe con los mismos hábitos alimenticios. Es necesario usar un plan trofológico/higienista personalizado, para evitar que prosiga la enfermedad o sus efectos en muchas ocasiones devastadores para el diabético como ya ha visto más arriba.

 Clasificación etiológica de la diabetes Mellitus II

Nombre   Características

Diabetes tipo 1       Déficit absoluto de insulina.

– Diabetes tipo 1 autoinmune: destrucción autoinmune de células beta

– Diabetes tipo 1 idiopática: destrucción de células beta por razones desconocidas. Por no decir que ha llevado una vida poco recomendad en cuanto a los hábitos alimentarios.

Diabetes tipo 2       Déficit de insulina con resistencia a la misma.

Otros tipos de diabetes  – Diabetes MODY

– Defectos genéticos de la insulina (leprechaunismo, síndrome de Rabson-Mendenhall, diabetes lipoatrófica)

– Enfermedades del páncreas: pancreatitis, pancreatectomía, neoplasia, fibrosis quística

– Endocrinopatías: acromegalia, síndrome de Cushing, glucagonoma, feocromocitoma y otros tumores endocrinos

– Inducida por fármacos, incluyendo vacor, pentamidina, ácido nicotínico, glucocorticoides, tiazidas, fenitoína, etc., etc.

– Infecciones: rubéola, citomegalovirus, Coxsackievirus

Diabetes gestacional      Resistencia temporal a la insulina durante el embarazo

Actualmente existen dos clasificaciones principales. La primera, correspondiente a la OMS, en la que sólo reconoce tres tipos de diabetes (tipo 1, tipo 2 y gestacional) y la segunda, propuesta por la Asociación Americana de Diabetes (ADA) en 1997. Según el Comité de expertos de la ADA, los diferentes tipos de DM se clasifican en 4 grupos:

a) tipo 1.

b) tipo 2

c) gestacional

d) Otros tipos

Diabetes mellitus tipo 1 autoinmune

Diabetes mellitus tipo 1.

Este tipo de diabetes corresponde a la llamada antiguamente Diabetes Insulino dependiente o Diabetes de comienzo juvenil o niñez. Se presenta en jóvenes y en adultos también pero con menos frecuencia, no se observa producción de insulina debida a la destrucción autoinmune de las células ß de los Islotes de Langerhans del páncreas esto regulado por células T.

El diagnostico es alrededor de los 25 años de edad, y afecta a cerca de 6,4 millones de personas en todo el mundo, una alta prevalencia se reporta en América del Norte.

Diabetes mellitus tipo II.

Es debida general mente por los malos y ridículos hábitos alimentarios provocando un mecanismo complejo fisiológico, aquí el cuerpo sí produce insulina, pero, o bien, no produce suficiente, o no puede aprovechar la que produce y la glucosa no está bien distribuida o no llega bien en el organismo (resistencia a la insulina), esto quiere decir que el receptor de insulina de las células que se encargan de facilitar la entrada de la glucosa a la propia célula están alterados o dañados.

Se observa en adultos, y se relaciona con la obesidad; anteriormente llamada diabetes del adulto o diabetes relacionada con la obesidad. Esta diabetes se relaciona con corticoides, por hemocromatosis, etc.

Diabetes mellitus tipo I.

Recientemente se ha descubierto un nuevo tipo de diabetes mixta, conocida como 1.5 (ya que contiene sintomas de los tipos 1 y 2) o LADA (latent autoinmune diabetes of adulthood).

Otra más de las que hay. Para nosotros es otra causa más de los muy malos hábitos alimentarios y químicos.

Diabetes mellitus gestacional.

Aparece en el periodo de gestación en una de cada 10 embarazadas. Se presenta muy pocas veces después del parto y se relaciona a trastornos en la madre según y fallecimiento del feto o macrosomía, producto con tamaño anormal grande causado por incremento de glucosa, puede sufrir daños al momento del parto.

El embarazo es un cambio en el metabolismo del organismo, puesto que el feto utiliza la energía de la madre para alimentarse, oxígeno entre otros.

Lo que conlleva a tener disminuida la insulina, provocando esta enfermedad. Esto suele pasar por no tener precaución en los hábitos alimentarios, tabaquismo, alcohol, ciertos medicamentos, etc.

Etimología.

Como término para referirse a la enfermedad caracterizada por la eliminación de grandes cantidades de orina (poliuria), empieza a usarse en el siglo I-II en el sentido etimológico de «paso», aludiendo al «paso de orina» de la poliuria. Fue acuñado por el filósofo griego Areteu de Capadocia.

La palabra Mellitus (griego mel, “miel” dulce) se agregó en 1676 por Thomas Willis cuando notó que la orina de un paciente diabético tenía sabor dulzón  (debido a que la glucosa se elimina por la orina).

Descripción general.

Las células metabolizan la glucosa para convertirla en una forma de energía más útil; por ello el organismo necesita recibir glucosa (a través de los alimentos que ingerimos), absorberla (durante la digestión) para que circule en la sangre y se distribuya por todo el organismo, y que finalmente, de la sangre vaya al interior de todas las células para que pueda ser utilizada. Esto último sólo ocurre bajo los efectos de la insulina, una hormona secretada por el organismo a través del páncreas.

En la (diabetes mellitus) el páncreas no produce o produce muy poca insulina (diabetes mellitus Tipo I) o las células del cuerpo no responden normalmente a la insulina que se produce (diabetes mellitus Tipo II).

Debido especialmente a ciertas agresiones continuadas a través de la alimentación inadecuada y abusiva, medicamentos, químicos, etc.

Esto evita o dificulta la entrada de glucosa en las células del cuerpo, aumentando sus niveles en la sangre (hiperglucemia). La hiperglucemia crónica que se produce en la diabetes mellitus tiene un efecto tóxico grave que deteriora los diferentes órganos y sistemas y puede llevar al coma e imputaciones de las extremidades especialmente las inferiores y la muerte, además de todo lo comentado con anterioridad.

La diabetes mellitus es un trastorno endocrino-metabólico crónico, si no se toman las medidas adecuadas en su momento y que afecta la función de todos los órganos y sistemas del cuerpo, el proceso mediante el cual se dispone del alimento como fuente energética para el organismo (metabolismo), los vasos sanguíneos (arterias, venas y capilares) y la circulación de la sangre, el corazón, los riñones, y el sistema nervioso (cerebro, retina, sensibilidad cutánea y profunda, etc.).

Síntomas y signos de diabetes mellitus no tratada.

En el caso de que todavía no se haya diagnosticado la diabetes mellitus ni comenzado su tratamiento, o que no esté bien tratada, se pueden encontrar los siguientes signos (derivados de un exceso de glucosa en sangre, ya sea de forma puntual o continua):

Signos y síntomas más frecuentes:

Poliuria, polidipsia y polifagia.

Pérdida de peso a pesar de la polifagia. Se debe a que la glucosa no puede almacenarse en los tejidos o células debidas a que éstos no reciben la señal de la insulina.

Fatiga o cansancio.

Cambios en la agudeza visual.

Signos y síntomas menos frecuentes:

Vaginitis en mujeres, balanitis en hombres.

Aparición de glucosa en la orina u orina con sabor dulce y olor a acetona.

Ausencia de la menstruación en mujeres.

Aparición de impotencia en los hombres.

Dolor abdominal.

Hormigueo o adormecimiento de manos y pies, piel seca, úlceras o heridas que cicatrizan lentamente o no llegan a cicatrizar.

Debilidad general.

Irritabilidad excesiva.

Cambios de ánimo y humor.

Náuseas y vómitos.

Mal aliento parecido a la acetona.

Diagnóstico:

Se basa en la medición única o continúa (hasta 2 veces) de la concentración de glucosa en plasma o sangre. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció los siguientes criterios en 1998 para establecer el diagnóstico:

Síntomas de la enfermedad (Poliuria, Polifagia y Pérdida de peso) más una toma sanguínea casual o al azar con cifras mayores o iguales de 200mg/dl (11,1 mmol/L).

Medición de glucosa en plasma en ayunas mayor o igual a 126mg/dl (7,0 mmol/L). Ayuno se refiere como no haber ingerido alimentos en al menos 8 horas. en realidad la medición no debería de ser más elevada de 100-105mg.

La prueba de tolerancia a la glucosa (curva de tolerancia a la glucosa). La medición en plasma se hace dos horas posteriores a la ingesta de 74g de glucosa en 373 ml de agua; la prueba es positiva en cifras mayores o iguales a 200 mg/dl (11,1 mmol/l).

  Resumen: La Trofología/higienista Nutricional personalizada, ayudado a cientos de diabéticos a superar esta enfermedad grave o mantenerse en niveles saludables sin la ayuda de pastillas o inyecciones, poco atractivas para los pacientes inteligentes.

Esta enfermedad es mucho más grave de lo que se les enseña a los pacientes diabéticos, por desgracia es así, prueba de ello es que cuando empiezan a surgir los problemas verdaderos de esta enfermedad, el paciente se queda muy asombrado al ver el verdadero alcance y peligroso de esta patología.

Recuerde quítese la venda de los ojos esta no se la va a quitar por si solo, es usted quien tiene que preocuparse por su salud, en este tipo de enfermedad, es necesario obligatoriamente cambiar los hábitos alimentarios si desea tener una vida más o menos pasable o normalita.

Ahora bien si usted quiere librarse de esta enfermedad puede probar un buen tratamiento alternativo sin efectos secundario, eso sí siempre y cuando no lleve usted con esta enfermedad más de 2-4 años seguidos y peor aun si ha estado tomando medicamento alguno, ya que será muy difícil el volver atrás, y por tanto la recuperación.

Bien aun así valdría la pena llevar un control en su alimentación, ya sé que usted estará pensando que dicho control ya lo tiene o lo practica porque su médico o especialista (endocrinólogo) le dio un tipo de régimen o dieta; si es así ha llegado el momento de echar al cubo de la basura tal dieta o régimen ya que está diseñado para que usted se mantenga enfermo de por vida, lo siente pero es la verdad.

No tiene nada que perder en probar un buen plan trofológico/higienista personalizado para usted, no tardara en ver la diferencia y por edén las mejoras y si además no lleva mucho tiempo siendo diabético, podría recuperar su salud perdida como ya lo han recuperado otros diabéticos.

   Nota: antes de nada debe de seguir las indicaciones de su médico o experto en salud. Esta información y todo lo escrito, están hecha solo con fines educativos y de estudio y no se pretende en ningún momento sustituir los consejos de su médico. No son consejos médicos, ni diagnostico alguno de enfermedad, nuestros consejos desde el punto de vista nutricional, recetas, consejos, información, etc; no desea sustituir en ningún momento los servicios de su médico, si usted tiene algún problema de salud consulte a su médico.

Si fuese su deseo le podemos elaborar un buen plan trofológico personalizado para usted, para obtener los mejores resultados posibles y con el mínimo de los efectos secundarios de las terapias oncológicas.

También puede adquirir directamente su plan trofológico completo para esta enfermedad. 

Un comentario

  1. de cuanto a cuanto se puede hacer un ayuno de 36horas? gracias

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*