Viernes , 19 diciembre 2014
Inicio » Binipatia » Enfermedades » QUISTE EPIDERMOIDE
QUISTE EPIDERMOIDE

QUISTE EPIDERMOIDE

El quiste epidermoide (quiste queratinoso). Son quistes dérmicos cuya pared está formada por la epidermis, la cual produce queratina.

Es la más frecuente de los quistes cutáneos.

La pared que los recubre está formada por un epitelio poliestratificado idéntico a la epidermis (epidermoide).

Aunque normalmente no son inflamatorios, en los casos en que se libere queratina fuera del quiste, ésta ocasiona una reacción a cuerpo extraño con inflamación.

Entre las causas que originan su aparición. Están las de origen genético o no, que provocan la tendencia a ocluir el conducto pilosebáceo: traumáticas, queratinización anómala, etc.

Aparecen como nódulos subcutáneos que se pueden desplazar debajo de la piel excepto en los casos en que exista una fibrosis residual a la inflamación.

La localización más frecuente es la cara, cuello, espada y parte alta del pecho.

Pueden aparecer de forma única o múltiples, y se suelen asociar a acné.

Son más frecuentes en los hombres que en las mujeres.

Su curso clínico es quiescente a lo largo de la vida, con periodos de crecimiento lento (a saber).

En ocasiones se producen inflamaciones que suelen ocasionar dolor intenso, y que se producen por la infección o por rotura del quiste dando una reacción a cuerpo extraño.

Pues bien una vez diagnosticado cual es la enfermedad o nombre de dicha patología, lo primero que debería de hacer es él no abusar en cremas o pomadas externas. De lo contrario corre el peligro de cronificar la patología, mas provocar inclusive otras patologías internas como asma, bronquitis, etc.

Para todas estas patologías la madre naturaleza nos regala sus dones más preciados para nuestra salud y regeneración, recuperación, vitalidad y bienestar.

Información:

Antes de nada no olvides en consultar con tu médico.

No hay que olvidar nunca de nunca esto (que tu alimento sea tu medicina y tu medicina sea tu alimento). Dicho por el padre de la medicina (Hipócrates de cos), así también lo vemos nosotros. Esto es de máxima importancia.

Alimentos más adecuados:

Naranjas.

Sandia.

Uvas.

Plátano.

Manzana.

Diente de león.

Zanahoria.

Berro.

Acelga.

Espárragos.

Pepino.

Lechuga.

Patata.

Remolacha roja.

Apio.

Nabo.

Arroz integral.

Quínoa.

Lino.

Aceite de oliva extra virgen.

Jengibre.

Pescado azul y con moderación.

Etc.

 

Ayuno fisiológico de 36 horas, semanal (excepcional).

 

Suplementos:

Complejo vitamínico B.

Vitamina C.

Vitamina E en uso interno y externo.

Ácidos grasos omega-3 (EPA-DHA).

Zinc.

Bioflavonoides.

Enzimas.

Aceite de krill.

Ácido láctico natural.

Lecitina.

Aceite de germen de trigo.

Aceite de onagra-borraja.

Levadura de cerveza.

Kelp.

Betacarotenos.

Etc.

Los suplementos nutricionales, asegúrese de que son de buena calidad en contenido y marca, esto es siempre muy importante.

 

Plantas medicinales (fitoterapia, remedios caseros):

Ortiga.

Diente de león.

Sello de oro.

Roble corteza.

Fumaria.

Endrino.

Centaurea.

Cardo santo.

Cardo mariano.

Rabo de gato.

Fresa raíz.

Zarzaparrilla.

Arándano.

Manzanilla.

Etc.

En infusión, cápsulas, comprimidos, gotas, etc. Tomar 2-3 veces al día.

 

Gemoterapia:

Ribes nigrum.

Saponaria.

Zarzaparrilla.

Spiroea.

Solidago.

Viola tricolor.

Etc.

 

Homeopatía:

Graphites.

Mezereum.

Pyrogenium.

Cantharis.

Árnica.

Petroleum.

Arsenicum album.

Sulfur.

Nitricum acidum.

Alumina.

Sanicula.

Antimonium crudum.

Mercurius solubilis.

Crotón tiglium.

Rana bufo.

Dolichos pruriens.

Kreosotum.

Sepia officinalis.

Bovista gigantea.

Vinca minor.

Oleander.

Clematis erecta.

Rhus diversiloba.

Pix liquida.

Selenium.

Genista scoparia.

Etc.

 

Organoterapia:

Piel 4CH: un supositorio o ampolla por la mañana.

 

Oligoelementos:

Cobre-oro-plata.

Azufre.

Manganeso-cobre.

Manganeso.

Manganeso-cobalto.

Etc.

 

Sales de Schüssler:

Calcarea sulfúrica.

Natrum muriaticum.

Etc.

 

Yemoterapia:

Ulmus campestris.

Rosa canina.

Viburnum lantana.

Juglans regia.

Etc.

 

Otros:

Es muy importante una buena alimentación rica en verduras y frutas.

No comer con exceso.

Mastique bien cada bocado pues es muy importante.

Ensalivar bien los alimentos antes de tragárselo. Esto incluye también para los zumos, infusiones, etc.

Debe incluirse también el consumo de cereales completos y todos aquellos alimentos recomendados.

Realice ejercicio de forma regular ya que la vida sedentaria es un factor de predisposición a padecer esta enfermedad.

Lleve una vida tranquila y evite el estrés, realizar yoga o cualquier otra técnica de relajación mejorara su salud.

Manténgase en buena forma, con dieta equilibrada.

Utilice alguna técnica de relajación como el yoga o masajes corporales para aliviar la tensión acumulada.

Limita la cantidad de proteína animal.

No tome té negro, café, cola, chocolate y productos que contengan excitantes.

La trofología alimenticia estricta, todo ello complementado en la medida que sea posible con el máximo de positivismo a nivel energético, de tal manera que cada una de nuestras células reciba esa energía.

Nadie discute hoy en día el hecho de que muchas enfermedades tienen el origen de la causa en determinados shocks y traumas de gran impacto y de la gran importancia que tiene la fe del paciente en su recuperación.

Practicar la respiración profunda todos los días, 5-10 minutos por la mañana y antes de acostarse.

No combatas la debilidad con drogas.

Practicar estiramientos todos los días, intentar tocar el techo con las puntas de los dedos y ampollándose con los dedos de los pies o puntas de los pies, vamos estirarse del todo. Al levantarse y por la noche antes de acostarse, hacerlo solo 1-2 intentos sin dañarse, por favor.

No podemos pretender curar una enfermedad fruto de los malos hábitos alimenticios durante años en tan solo unos días.

Al tratarse de nuestra propia salud debemos estar dispuestos a darnos tiempo para cuidarnos y restablecer el buen funcionamiento de todos nuestros órganos.

Como ayuda al tratamiento son recomendables los baños de sol tanto los generales como los parciales de la zona afectada dos veces cada día durante una hora.

Se trata de limpiar la sangre, eliminar toxinas y residuos acumulados durante años, activar y restablecer  el máximo funcionamiento de todos los órganos vitales de nuestro organismo mediante diversas aplicaciones de la madre naturaleza.

Dígase a usted mismo-a, todos los días al levantarse que bien me veo hoy y mañana estaré mejor que hoy.

Hay que beber 1,5 litro de agua diario no muy mineralizada, lo más liviana posible. Si toma zumos réstele algo al litro y medio de agua. Por ejemplo dos zumos, un vaso de agua menos deberá de tomar al día de agua.

No en vano no hay que olvidar el refrán castellano “de comidas y cenas están las sepulturas llenas”.

Consuma los alimentos tan naturales como sea posible.

Evite el estreñimiento, todos los días deberá de ir al servicio al menos dos veces al día.

La madre naturaleza es el único laboratorio farmacéutico que usted realmente necesita.

Pero lo más importante de todo es la alimentación del sujeto.

 

Para una información completa póngase en contacto con nosotros. Ver información completa.

o llámenos al 626 868 980 o al 650 273 886 y estaremos encantados de atenderle en cualquiera que sea su caso.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>