Martes , 2 septiembre 2014
Inicio » Binipatia » Enfermedades » Enfermedades de la A a la Z » C » CARCINOMA INVASOR DE CUELLO UTERINO
CARCINOMA INVASOR DE CUELLO UTERINO

CARCINOMA INVASOR DE CUELLO UTERINO

El carcinoma invasor de cuello uterino.

Durante los primeros años de vida de una persona, las células normales se dividen más rápidamente para permitir el crecimiento.

El cuerpo está compuesto por billones de células vivas. Las células normales del cuerpo crecen, se dividen formando nuevas células y mueren de manera ordenada.

Una vez que se llega a la edad adulta, la mayoría de las células sólo se dividen para remplazar las células desgastadas o las que están muriendo y para reparar lesiones.

El cáncer se origina cuando las células en alguna parte del cuerpo comienzan a crecer de manera descontrolada.

El crecimiento de las células cancerosas es diferente al crecimiento de las células normales.

Existen muchos tipos de cáncer, pero todos comienzan debido al crecimiento sin control de células anormales.

En lugar de morir, las células cancerosas continúan creciendo y forman nuevas células anormales.

El hecho de que crezcan sin control e invadan otros tejidos es lo que hace que una célula sea cancerosa.

Las células cancerosas pueden también invadir o propagarse a otros tejidos, algo que las células normales no pueden hacer.

Las células se transforman en células cancerosas debido a una alteración en el ADN.

El ADN se encuentra en cada célula y dirige todas sus actividades. En una célula normal, cuando se altera el ADN, la célula repara el daño o muere.

Por el contrario, en las células cancerosas el ADN dañado no se repara, y la célula no muere como debería.

En lugar de esto, esta célula persiste en producir más células que el cuerpo no necesita.

Todas estas células nuevas tendrán el mismo ADN dañado que tuvo la primera célula.

Algunas veces, la causa del daño al ADN es algo obvio, como el fumar cigarrillos. No obstante, es frecuente que no se encuentre una causa clara. A saber.

Las personas pueden heredar un ADN dañado, pero la mayoría de las alteraciones del ADN son causadas por errores que ocurren durante la reproducción de una célula normal o por algún otro factor del ambiente, alimentario, etc.

En su lugar, estas células cancerosas afectan la sangre, así como los órganos productores de sangre y circulan a través de otros tejidos en los cuales crecen.

En la mayoría de los casos, las células cancerosas forman un tumor. Algunos tipos de cáncer, como la leucemia, rara vez forman tumores.

Las células cancerosas a menudo se trasladan a otras partes del organismo donde comienzan a crecer y a formar nuevos tumores que remplazan al tejido normal.

A este proceso se le conoce como metástasis. Ocurre cuando las células cancerosas entran al torrente sanguíneo o a los vasos linfáticos de nuestro organismo.

Independientemente del lugar hacia el cual se propague el cáncer, siempre se le da el nombre del lugar donde se originó.

Por ejemplo, el cáncer de seno que se propagó al hígado sigue siendo cáncer de seno y no cáncer de hígado.

Asimismo, al cáncer de próstata que se propagó a los huesos se le llama cáncer de próstata metastásico y no cáncer de huesos.

Los diferentes tipos de cáncer se pueden comportar de manera muy distinta. Por ejemplo, el cáncer de pulmón y el cáncer de seno son dos enfermedades muy diferentes.

Crecen a velocidades distintas y responden a distintos tratamientos. Por esta razón, las personas con cáncer necesitan un tratamiento que sea específico a la clase particular del cáncer que les afecta. De aquí que siempre aconsejamos que es de máxima utilidad el Plan trofológico completo.

Las mujeres con cáncer invasor de cuello uterino a menudo tienen como manifestación inicial alguno o varios de los siguientes síntomas: hemorragias intermenstruales, hemorragias poscoitales, menstruaciones más abundantes, flujo seropurulento abundante, flujo fétido, cistitis recurrente, frecuencia y urgencia miccional, dolor de espalda y en la parte inferior del abdomen.

Las infecciones e infestaciones vaginales crónicas propician un medio ambiente favorable para el desarrollo del cáncer de cérvix, sobre todo las causadas por Chlamydia trachomatis, Trichomonas vaginalis, Candida albicans, Neisseria gonorrhoeae, Treponema pallidum, Citomegalovirus, SIDA y enfermedad por HSV (virus del herpes simple tipo 2, HSV-2).

Hay factores adicionales que favorecen el desarrollo de la enfermedad como el estado socioeconómico bajo, la multiparidad, el tabaquismo, el uso prolongado de píldora anticonceptiva, los anticonceptivos de barrera vaginales, primer parto antes de los 20 años.

El carcinoma invasor tiene una etapa intermedia entre el carcinoma in situ y es el carcinoma microinvasor.

En los estadios avanzados, las pacientes pueden presentar cansancio por anemia intensa, uropatía obstructiva, edema de las extremidades inferiores, hematuria, obstrucción intestinal y caquexia.

En la mayoría de las mujeres, la exploración vaginal con espéculo revela una masa proliferativa ulcerada.

En las fases más tempranas de la invasión estrómica, el carcinoma cervicouterino puede no causar síntomas ni manifestaciones clínicas y, por consiguiente, se le conoce como carcinoma invasor preclínico.

La forma más temprana del carcinoma invasor se reconoce histológicamente como carcinoma microinvasor. Son cánceres que no han invadido más allá de 5 mm de profundidad y 7 mm de ancho hacia el estroma cervical subyacente.

Los carcinomas invasores en estadios tempranos aparecen como un diminuto botón de células invasoras que han penetrado a través de la membrana basal hasta llegar al estroma subyacente.

También pueden observarse indicios de reacción estrómica a la invasión, en forma de una colección linfocítica o aflojamiento localizado del estroma alrededor de la invasión.

Conforme avanza la invasión del estroma, la enfermedad se vuelve clínicamente evidente y revela varios patrones de proliferación, que a menudo son visibles en el examen con el espéculo.

Las lesiones muy tempranas pueden presentarse como una zona de superficie rugosa, rojiza y granulosa que sangra al tacto. Los cánceres más avanzados pueden ser exofíticos, endofíticos o una combinación de ambos.

Los carcinomas exofíticos por lo general invaden superficialmente, y la mayor parte de su masa se proyecta hacia la luz vaginal como un hongo o una protuberancia proliferativa similar a una coliflor, con excrecencias polipoideas o papilares.

Los cánceres endofíticos pueden infiltrar ampliamente el estroma, distorsionando el cuello uterino, con poco crecimiento visible en la superficie.

Estas lesiones pueden extenderse hacia el endocérvix al tiempo que dejan intacto el epitelio escamoso del cuello uterino hasta que la lesión rebasa los 5 ó 6 cm de diámetro.

Dan lugar a un cuello sumamente aumentado de tamaño, irregular y en forma de barril, con una superficie rugosa, papilar o granulosa. Tales cánceres pueden mantenerse asintomáticos durante mucho tiempo.

Los tumores que son a la vez exofíticos y endofíticos generalmente están ulcerados, con infiltración profunda del estroma subyacente. En todos los tipos, la hemorragia al tacto y la necrosis son las características clínicas predominantes.

También es común el flujo maloliente, debido a la infección agregada del tejido necrótico por anaerobios.

Al proseguir la invasión, puede afectar directamente a la vagina, el parametrio, la pared lateral de la pelvis, la vejiga urinaria y el recto.

La compresión de los uréteres por afección local avanzada provoca obstrucción ureteral, hidronefrosis (aumento del volumen de los riñones) y, a la larga, insuficiencia renal.

Además de la invasión local se produce metástasis de los ganglios linfáticos regionales. El cáncer metastásico de los ganglios paraaórticos puede atravesar la cápsula de los ganglios e invadir directamente las vértebras y las raíces nerviosas.

La invasión directa de ramas de la raíz del nervio ciático provoca dolor de espalda; la compresión sobre las venas de la pared pélvica y los vasos linfáticos causa edema de los miembros inferiores.

Puede ocurrir diseminación hematógena en las vértebras lumbares y en el músculo psoas sin invasión ganglionar. En las etapas avanzadas de la enfermedad se presentan metástasis a distancia, que suelen afectar a los nódulos paraaórticos, los pulmones, el hígado, los huesos y otro tipo de estructuras.

En los países en desarrollo, entre el 90 y 95% de los cánceres invasores que se originan en el cuello uterino corresponden histológicamente a carcinomas de células escamosas y entre el 2 y 8% son adenocarcinomas.

Microscópicamente, la mayoría de los carcinomas escamo celulares aparecen como redes infiltrantes de bandas de células neoplásicas separadas por estroma, con una gran variación en los patrones de crecimiento, tipos de células y grado de diferenciación.

El estroma cervical que separa las bandas de células malignas muestra infiltración por linfocitos y células plasmáticas. Las células malignas pueden subdividirse en dos tipos, queratinizantes y no queratinizantes.

Los tumores pueden ser carcinomas bien diferenciados, moderadamente diferenciados o mal diferenciados. Entre el 50 y 60% son carcinomas moderadamente diferenciados y los restantes se distribuyen por igual entre las categorías bien y mal diferenciadas.

El carcinoma escamocelular queratinizante está compuesto por unas espirales características de células epidermoides que contienen nidos centrales de queratina (perlas de queratina).

Los núcleos son grandes e hipercrómicos, con cromatina gruesa. Hay puentes intercelulares visibles, junto con gránulos queratohialinos y queratinización citoplasmática.

El carcinoma escamocelular no queratinizante aparece como nidos irregulares y dentados de células poligonales hinchadas que invaden el estroma cervical.

Puede haber disqueratosis y puentes intercelulares. El polimorfismo celular y nuclear es más obvio y las figuras mitóticas son muy numerosas. No suele haber perlas de queratina.

Otros tipos poco comunes de carcinoma escamocelular son el carcinoma escamocelular condilomatoso (también llamado carcinoma verrucoso), el carcinoma escamocelular papilar, el carcinoma linfoepitelioide y el carcinoma de células escamo transicionales.

En muchos países en desarrollo, el adenocarcinoma constituye menos del 5% de todos los carcinomas cervicouterinos. En general, se origina en el conducto cervical a partir del epitelio glandular.

La forma más común de adenocarcinoma es el tipo de células endocervicales, en el cual las glándulas anormales presentan diversas formas y tamaños, con yemas y ramificaciones.

La mayoría de estos tumores son moderados o bien diferenciados. Los elementos glandulares se organizan en un patrón complejo. Pueden asomar papilas de la superficie, hacia la luz de la glándula. Algunas de las células pueden contener mucina en cantidad moderada o abundante.

Otros tipos de adenocarcinoma son el de tipo intestinal, el adenocarcinoma de células en anillo de sello, el adenoma maligno, el adenocarcinoma papilar vello glandular, el adenocarcinoma endometrioide y el adenocarcinoma seroso papilar.

El carcinoma adenoescamoso incluye a los tumores con patrones de crecimientos glandulares y escamosos.

La presencia de células tumorales dentro de la luz de un capilar demuestra una capacidad de proliferación agresiva, tanto en el adenocarcinoma cervicouterino como en el carcinoma de células escamosas, y se le ha correlacionado con un mayor riesgo de metástasis en los ganglios linfáticos regionales.

Ocasionalmente se produce invasión de los vasos sanguíneos, signo de pronóstico particularmente desfavorable, que se relaciona con metástasis hematógenas a distancia. Sin un buen Plan trofológico.

Aunque están bien descritas las características citológicas del carcinoma escamocelular invasor del cuello uterino, la citología no es un método confiable para diagnosticar las lesiones invasoras.

Identificar estas lesiones en los frotis de citología requiere de una vasta experiencia, ya que el frotis cervical a menudo contiene apenas unas cuantas células malignas entre gran cantidad de restos celulares diversos y glóbulos rojos.

Los citólogos a menudo tampoco reconocen el adenocarcinoma del cuello uterino; un citólogo experimentado puede reconocerlo cuando las características celulares muestran una variación extrema respecto de lo normal.

El reconocimiento individual de los tipos de células es todavía más complejo. En consecuencia, el diagnóstico definitivo de confirmación de un cáncer invasor siempre se basa en el estudio histopatológico.

Para el diagnóstico se prefiere una muestra de tejido tomada de la periferia de la lesión, ya que es más probable que contenga tejido tumoral morfológicamente intacto, mientras que una biopsia tomada del centro de una lesión puede contener material necrótico que puede afectar la precisión del diagnóstico histológico.

Si se detecta temprano, el cáncer invasivo de cuello uterino puede tratarse con éxito; la supervivencia de hasta los 5 años para mujeres con cáncer en el estadio más temprano (estadio 1A, en el que el cáncer ha tenido una diseminación mínima hacia el interior del cuello uterino) se estima en el 80%. Sin el uso de la trofología, y del 100% con el uso de la trofología.

Cuántas mujeres padecen cáncer de cuello uterino:

Para el año 2013, los cálculos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer para este cáncer en los Estados Unidos son:

  • Se diagnosticarán aproximadamente 12,340 casos nuevos de cáncer invasivo de cuello uterino (cáncer que se ha propagado más allá del cuello del útero).
  • Aproximadamente 5,030 mujeres morirán a causa del cáncer de cuello uterino.

Algunos investigadores creen que el cáncer no invasivo de cuello uterino (cáncer que al ser detectado sólo se encuentra en el cuello del útero) es alrededor de cuatro veces más común que el de tipo invasivo.

Cuando se encuentra y se trata a tiempo, el cáncer de cuello uterino con frecuencia puede curarse. Haciendo buen uso de la trofología.

Por otro lado, el cáncer de cuello uterino tiende a ocurrir en la mediana edad. La mayoría de los casos se encuentran en mujeres menores de 50 años, aunque resulta poco común en mujeres menores de 20 años. Sin embargo, incluso las mujeres mayores de 50 años están en riesgo de padecer cáncer de cuello uterino.

     Debería de saber qué:

Cuando se trata del cuidado de la salud, la medicina ha enseñado siempre a sus pacientes que son víctimas de sus genes.

Ellos realmente creen que dentro de su historia familiar se encuentra su destino. Nos dicen que si nuestro abuelo ha tenido enfermedades al corazón y nuestro padre tuvo un ataque al corazón, entonces nuestro destino está sellado y estamos creados para ser una víctima inevitable.

Se nos dice que la enfermedad es algo que está aquejado de, no es algo a desarrollar o crear a su propio estilo de vida o inducida.

“Muy a menudo la gente piensa que si tiene malos genes, no hay nada que pueda hacer al respecto”,  “Sin embargo, estos hallazgos indican que los telómeros pueden prolongarse en la medida en que la gente cambia la forma en la que vive.

La investigación indica que los telómeros más largos se asocian con muchas menos enfermedades y una vida más larga”. Esto es posible gracias a la Trofología.

Los telómeros son las tapas protectoras en los extremos de los cromosomas que afectan a la rapidez con que las células envejecen.

Son combinaciones de ADN y proteínas que protegen los extremos de los cromosomas y ayudan a mantenerse estables, por lo que, a medida que se hacen más cortos y conforme su integridad estructural se debilita, las células envejecen y mueren más rápido.

En los últimos años, los telómeros más cortos se han asociado con una amplia gama de enfermedades relacionadas con el envejecimiento, incluyendo muchas formas de cáncer, demencia,  accidente cerebrovascular, enfermedades raras, enfermedades degenerativas y atróficas, enfermedad cardiovascular, obesidad, osteoporosis, diabetes, etc, etc.

Esta mentalidad de víctima ha permitido a la industria farmacéutica a florecer y presas en la incomprensión del público con respecto a la enfermedad y su capacidad de tomar el control de su vida y salud.

Si bien es cierto que algunos de nosotros llevamos genes que nos hacen más susceptibles al cáncer, la enfermedad cardíaca, enfermedades raras y la diabetes sólo para nombrar unos pocos, no es menos cierto que para estos genes que causan la enfermedad, que se deben de encender.

Por lo tanto, siempre y cuando estos genes están apagados, estás a salvo. Y a salvo estas con la Trofología.

Ahora, es posible que se esté preguntando, ¿qué es lo que convierte a estos interruptores “ON”?

La respuesta es de una variedad de factores que contribuyen: toxinas ambientales, trauma físico, estrés y especialmente como casi siempre la nutrición.

Por ejemplo, los estudios recientemente publicados en la revista Archives of Internal Medicine estudia la adhesión de 23.000 de las personas para 4 comportamientos simples como (hacer ejercicio 3,5 horas a la semana, especialmente el hacer buen uso de la Trofología, y el mantenimiento de un peso saludable.

En los que adhieren a estos comportamientos, el 97% de la diabetes, el 91% de los ataques cardíacos, 88% de los accidentes cerebrovasculares, el 88% de todos los tipos de cáncer y el 85% de las enfermedades raras y crónicas se les impidió el desarrollo de dichas enfermedades.

Hay reportes continuos acerca de científicos que descubrieron algún gen que puede influir en nuestro riesgo de contraer cierta enfermedad.

Se menciona que han descubierto genes que nos hacen más susceptibles al cáncer, a la artritis, a la obesidad, a la enfermedad de Alzheimer, a la ataxia-s, enfermedades raras y degenerativas, etc.

Por otro lado, también hay buenas noticias que podemos utilizar de inmediato, como por ejemplo, consumir ciertos alimentos que pueden ayudarnos a luchar eficazmente contra los genes causantes de enfermedades, gracias a una nueva ciencia llamada nutrigenómica, hermana de la binipatia, en fin “Trofología”.

Puede que siempre tengamos los mismos genes con los que nacimos, pero lo que comemos o no comemos, afecta cómo se comportan. En muchísimo.

Podemos usar a los nutrientes como una terapia genética natural eficaz y segura que nos ayude a que nuestros genes trabajen mejor y que conservemos una muy buena salud.

La progresión de la enfermedad coronaria, diabetes, hipertensión, cáncer de próstata, la obesidad y otras enfermedades crónicas se han invertido con los enfoques de medicina integral como las dietas basadas en la binipatia e higienismo.

Todos necesitamos nutrientes para hacer y reparar los genes. Hacemos nuevos genes cada vez que necesitamos una nueva célula para crecer, reparar una herida o remplazar células muertas.

Al comer adecuadamente trofológicamente y tomar complementos nutricionales, podemos ayudar a nuestro cuerpo a hacer nuevos genes sanos y adecuados, así como mejorar la reparación de los genes dañados.

En muchísimos casos, cantidades extraordinarias de algunos nutrientes pueden compensar extraordinariamente las debilidades genéticas. Junto con la Trofología.

Unos cimientos sólidos nutricionales protegen a nuestros genes y retrasan este deterioro y la acumulación de errores tipográficos genéticos.

Hemos constató que la ingesta baja de ácido fólico y magnesio por ejemplo interfieren con los mecanismos de reparación genética, resultando en más mutaciones.

Y más mutaciones se traducen en un envejecimiento más rápido y mayor riesgo de sufrir enfermedades, entre ellas las degenerativas, raras y las muy graves.

Investigaciones han demostrado que la complementación dietética y trofológica de los niños entre los 4 y los 14 años puede mejorar significativamente su rendimiento cognitivo y estado de ánimo.

La nutrigenética confirma los postulados de la binipatia porque toma un acercamiento más estrecho que se enfoca específicamente en las interacciones nutriente-gen y cómo pueden impactar el riesgo para enfermedades multifactoriales o requerimientos nutricionales.

La aplicación de la binipatia, Trofología, desactiva eficazmente las predisposiciones hereditarias y genéticas a enfermedades cardiacas, cáncer, diabetes, osteoporosis, ataxias, enfermedades congénitas, enfermedades raras, atróficas y distrofias entre muchísimas otras, más de 4600.

Esto es importantísimo ya que significa que podemos eliminar un defecto genético utilizando únicamente la Trofología. Es increíble.

Aunque tengan parientes que hayan sufrido alguna enfermedad considerada hereditaria, no sientan que es una sentencia inevitable. Todo lo contrario es evitable perfectamente a través de la Trofología.

Todos podemos cambiar la expresión de nuestros genes, cambiando de estilo de vida y cambiando por supuesto los hábitos alimenticios (Trofología), (binipatia y higienismo).No hay otra manera hoy en día.

Estos enfoques pueden cambiar la expresión de miles de genes en sólo unos meses.

Los genes asociados con el cáncer, enfermedades del corazón, enfermedades degenerativas, enfermedades raras y la inflamación son (“apagados”), mientras que los genes protectores son (“encendidos”). Gracias otra vez a la Trofología. No hay más.

Incluso ningún medicamento se ha demostrado que puedan hacer esto. Esto solo lo puede hacer hoy en día la Trofología.

Hay experimentos realizados con ratones “agouti”, que tienen una anormalidad genética que los hace de color amarillo, grasos, y diabéticos desde el nacimiento.

Pero cuando las madres “agouti” se les dieron el uso de la Trofología enriquecida tipo binipatia e higienista “trofología avanzada”, sus hijos salieron con el escudo normal marrón, delgado y saludable.

Curiosamente, la descendencia sana aún tenía el gen “agouti”, simplemente no expresado (apagado).

Estos experimentos parecen mostrar de una vez por todas que la trofología avanzada, según la (binipatia y el higienismo) de hecho puede influir en la expresión genética, para la enfermedad, así como para la salud.

Recordemos que la Trofología avanzada (binipatia), tiene el extraordinario poder de eliminación de las células cancerígenas (tumores), al igual que su maravillosa estrategia para detener el cáncer, al provocar la muerte de las células del cancer por hambre.

Esta es la maravillosa estrategia de la Trofología avanzada, hacer morir de hambre al cáncer mientras alimenta a las células sanas y el sistema inmunológico, esto no lo puede hacer hoy en dia por desgracia ningún medicamento o conjunto de ellos.

Es una gran lastima y pérdida de vidas por no entender o comprender el poder de la Trofología avanzada, que junto con la cirugía, etc. Da resultados jamás alcanzables por otros métodos terapéuticos usados en clínicas y hospitales, excepto los que si utilizan la Trofología con gran beneficio para el paciente y el centro hospitalario o clínico.

Hemos visto grandes remisiones de cáncer avanzado en cientos de enfermos incluidos los que estaban ya totalmente desahuciados por su oncólogo u hospital.

También se incluyen en los casos en las fases finales, ver como la Trofología avanzada es capaz de detener el avanza del cáncer o tumor en estos casos es un logro inalcanzable por ninguna otra técnica o terapia hoy en día.

Es tan eficaz que muchas clínicas, hospitales y centros especializados; cuando utilizan la Trofología como ayuda a las de más terapias el éxito en la mayoria de los casos es palpable y visible en los pacientes al igual que en la supervivencia y calidad de vida.

Recordar esto por que de seguro en parte dependerá de su supervivencia y calidad de vida: alimente a su cuerpo y no al cáncer o tumor. En esta enfermedad no vale olvidarse de este consejo, porque de ello puede depender su vida.

En los últimos años gran parte de los estudios han evaluado los resultados de la combinación de la quimioterapia con la Trofología, especialmente con un buen Plan trofológico completo o mejor personalizado.

Estos planes trofologicos están realizados y diseñados junto con nuestros colaboradores especialistas profesionales (médicos, oncólogos (especialistas en el cáncer), endocrinos, genetistas, inmunólogos, etc.

Las ventajas potenciales del tratamiento combinado incluyen la oportunidad de tratar tanto la enfermedad locorregional como la micrometastásica, seguramente presente en el momento del diagnóstico y la posibilidad de incrementar sustancialmente la eficacia al máximo.

La mayoría de los estudios aleatorios realizados y un meta-análisis han mostrado que la adición de quimioterapia basada en (cisplatino o carboplatino, 5-fluorouracilo, gemcitabina, capecitabina, antagonistas de folato, 6-Mercaptopurina, Dacarbazina, Fludarabina, Arabinósido de Citosina, Temozolamida, Topotecano, Alcaloides de la vinca (vincristina, vinblastina y vinorelbina), Paclitaxel (Taxol®), Docetaxel (Taxotere®), acetato de abiraterona, cabazitaxel,etc, etc.) junto con la Trofología (plan trofológico completo o mejor personalizado), permite obtener un gran beneficio muy extraordinariamente significativo en la sobrevida y la recuperación de los pacientes.

La diferencia como siempre es abrumadora, no se entiende como las personas no se apoyan más o seles informa sobre la Trofología, en esta patología y sin embargo si lo hacen cuando tienen colesterol, hipertensión, diabetes, gastritis, etc.; y no cuando realmente más que nunca lo necesitan, como es el caso de esta patología.

La transformación es lo que es posible cuando nos enfrentamos con una enfermedad potencialmente mortal.

Cuando sucede lo impensable para nosotros y nos enfrentamos con nuestra propia mortalidad, tenemos una oportunidad para transformar nuestras vidas. (Binipatia e higienismo). 

Nuestros resultados más recientes, que se basan en el tratamiento de la Trofología, son muy alentadores y extremadamente eficaces.

Resultados espectaculares, remisiones completas, la desaparición completa de la enfermedad se pueden ver en más del 78% de los pacientes que reciben el Plan trofológico completo, y en más del 98% de los pacientes que reciben el Plan trofológico personalizado bien elaborado.

Debe de saber que la Trofología, bien elaborada y aconsejada por si sola es capaz de radicar o curar el 96,6% de todos los canceres, tumores, etc.

      Nota: Esto es muy importante para esta patología. Más evita los efectos secundarios típicos (náuseas, vómitos, caída del pelo, fatiga extrema, etc.). Y las posibles recaídas (vuelve el cancer), esto sucede en un gran número de pacientes, teóricamente recuperados o curados, con el uso de la Trofología, esto no sucede, es una gran garantía, que nada ni nadie puede ofrecer por otros medios.

Información:

Para más información sobre esta enfermedad o patología, si usted cree que es necesario, preguntar a su médico o especialista, libros e inclusive en internet, donde encontraras cientos o miles de páginas, rellenitas de información, que seguramente ya sabe usted, pero no vas a encontrar ninguna o muy poquísima información útil para la verdadera: recuperación, regeneración o simplemente la plena curación de su (salud).

La mayoría te dirá lo chungo que es esa enfermedad, en teoría por qué se ha producido, o que su clínica tiene mucha experiencia en ese caso (¿?), o tal productos es ideal o único, las personas estas muy confundidas o quizás en cierta manera engañadas o mareadas vaya a saber, bueno así va la salud general de la población, no hay casi ninguno sano, que pena y triste.

Por favor no se deje engañar por nadie. Nadie puede tener salud verdadera si no modifica sus hábitos trofológicos.

Ningún aparato, medicamento, cirugía (amputaciones de órganos o miembros) las mayorías de veces innecesarias realmente porque seguramente con la Trofología, se hubieran recuperado completamente a no ser una urgencia en que la vida este en juego, pócimas, etc.

Puede hacer eso por usted, y mucho menos cuanto mayor sea la gravedad del estado de su salud, solo repito solo la Trofología, que nos alimenta, mantiene sanos de verdad, nos regenera, único para danos un alto nivel de calidad de salud y de vida, nos da vitalidad y energía. Eso no lo puede hacer ningún aparato, pócima, etc. Por si solos.

Por desgracia la salud se ha convertido en un gran negocio en todos los bandos y puntos. Abra los ojos.

Antes de nada deberá de consultar con su médico o especialista.

     Nota: cuando se usa conjuntamente la binipatia con la Trofología (Plan trofológico completo o personalizado) con los remedios de tu médico o especialista, la recuperación, curación, etc. Se multiplica en un 100%. Esto es muy importante para esta patología.

Prueba de ello los extraordinarios resultados que se obtienen con la binipatia y su (Plan trofológico completo). Diseñado por trofólogos, médicos expertos en el tema, oncólogos, endocrinos y nutricionistas. Para esta enfermedad o trastorno.

Alimentación (Trofología) más recomendable para esta patología:

Para la mayor eficacia comer o tomar según las indicaciones del Plan trofológico completo.

Este Plan trofológico completo está elaborado específicamente según las indicaciones de la trofología junto con nuestros colaboradores especialistas profesionales en (endocrinólogos, ginecólogos, genetistas, medicina interna, oncólogos y psicólogos.), para obtener la máxima garantía y eficacia para esta enfermedad.

Más disponemos de todo un arsenal eficaz científico avanzado para que usted se recupere de esta dolencia o enfermedad, gracias a la ciencia moderna.

Trofología (Plan trofológico completo), Binipatia (la ciencia moderna de la madre naturaleza), homeopatía, hierbas medicinales, fitoterapia, Yemoterapia, epigenética, oligoelementos, sales de Schüssler, plantas medicinales, suplementos dietéticos (vitaminas, minerales, proteínas, enzimas, nutriceuticos, medicinas naturales, etc.).

Tu primer medico si usas la Trofología, puede que sea tu único médico.

Debe de saber que la Trofología, bien diseñada y elaborada por si sola es capaz de mejora sustancialmente e radicar o curar el 99,9% de todas las enfermedades sea cual sea.

Todo lo que usted necesita para su bienestar y recuperación de su salud, o mejor nivel de vida. Todo lo que usted necesita está en el Plan trofológico completo, o personalizado no necesita más.  Ver información completa.

Si además quiere enriquecer su plan trofológico completo con algún suplemento más, en el apartado de sustancias súper nutritivas encontrará las mejores sustancias para su patología compatibles con su plan trofológico completo o personalizado.

Para una información más completa póngase en contacto con nosotros.

Si tiene alguna duda sea cual sea, o deseas obtener un Plan personalizado, llámenos al 626 868 980 o al 650 273 886 y también al teléfono 96 283 37 26 sin compromiso alguno, y estaremos encantados de atenderle en cualquiera que sea su caso.

También puede adquirir directamente su plan trofológico completo para esta enfermedad.             

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>