Miércoles , 17 septiembre 2014
Inicio » Noticias » LA LECHE ES DAÑINA PARA SU SALUD
LA LECHE ES DAÑINA PARA SU SALUD

LA LECHE ES DAÑINA PARA SU SALUD

Mas productos lácteos son consumidos en los Estados Unidos que en cualquier otro país del mundo.

 

Solamente el 6% de los americanos dicen no consumir leche en ninguna forma.

Un dólar de cada siete gastado en Estados Unidos es para comprar leche y otros productos lácteos.

 

El promedio de productos lácteos consumido por persona en este país es de 375 libras al año.

 

LA LECHE CAUSA ENFERMEDAD

 

Desde 1931, las enfermedades del ganado, transmitidas a los humanos a través de la leche, estaban siendo destacadas por la literatura médica.

 

Tales enfermedades incluyen el cáncer, las lesiones de la piel, anormalidades musculoesqueléticas, obstrucciones pulmonares, diferentes desórdenes inmunológicos, y funciones anormales del hígado.

 

Las normas gubernamentales indican que la leche, después de la pasteurización, debería contener no más de 20 bacterias por m/l de leche y no más de 10 microorganismos de las especies coniformes por cada mililitro.

 

Para aquellos que no están familiarizados con el mililitro como medida, hay 5 mililitros de líquido en una cucharadita.

 

Sin embargo la mayoría de muestras de leches examinadas hoy en día tienen una cuenta promedio de bacterias que excede los 130.000 por mililitro (centímetro cúbico) en lugar de 20.000.

 

Una muy respetada Revista Médica, Británica THE LANCET, publico una nota editorial titulada “Esté alerta con las vacas”.

 

La Nota Editorial describía el informe de un experimento en el que la leche no pasteurizada de vacas infectadas con el virus bovino tipo “C” (que se cree causa una forma de leucemia en el ganado), fue dado como alimento a bebés chimpancés.

 

El 55% de los chimpancés bebés desarrollaron leucemia y murieron.

 

Nunca antes se había detectado Leucemia en Chimpancés, y la mayoría de las

infecciones que pueden ser transmitidas a los chimpancés también pueden ser transmitidas a los humanos.

El Dr. Henry Lemon, del Instituto de Investigación del Cáncer de la universidad de Nebraska, también ve una asociación entre la leucemia humana y la del ganado.

La esclerosis múltiple es otra enfermedad que dos científicos los Drs. Bernard Agranoff y David Goldberg de la universidad de Michigan, creen que esta asociada al consumo de leche.

Su estudio involucro 26 mil personas con esclerosis múltiple en los Estados Unidos y también involucró un estudio de otros 21 países.

Por varias décadas, las enfermedades del corazón y las arterias, causadas por el aumento del colesterol y otras grasas en la sangre, han sido reconocidas como asociados con el consumo de leche.

 

¿Sabia usted que el 50% de las calorías de un vaso de leche entera proviene de la grasa? el “3.5%” está calculado sobre la base del peso, no de las calorías.

 

Ya que la leche es principalmente agua la proporción grasa – agua es bastante baja pero la proporción grasa – calorías es alta.

 

Los vegetarianos puros tienen un nivel de colesterol sanguíneo significativamente más bajo que los lactovegetarianos o no – vegetarianos.

 

El consumo de grandes cantidades de leche de vaca por mucho tiempo se ha reconocido como la causa de anemia por deficiencia de hierro en bebés.

 

La leche de vaca contiene menos de 1 miligramo de hierro por litro, de manera que aporta muy poco hierro dietético, y al mismo tiempo causa perdida de hierro como generadora de sangrado gastrointestinal.

 

Las alergias producidas por la leche no están confinadas a la niñez o la adolescencia sino que también se ven frecuentemente en adultos.

 

El tipo de alergia más común hoy en día en Estados Unidos es la alergia a la leche.

En los adultos observamos congestión nasal, rinitis, asma, infecciones de oído medio, dolores de cabeza, mareos, convulsiones, fatiga, tensión, estreñimiento, diarrea, flatulencia, vomito de sangre, inapetencia, colitis, inflamación, alergias de la piel, etc.

 

Las alergias causadas por leche no siempre aparecen inmediatamente después del consumo o la ingestión de alimentos que contengan productos lácteos.

 

Esta característica particular de la alergia por la leche la protege de ser sospechosa.

 

En un estudio por Álvarez y Hinshaw (clínica mayo) de alimentos que causan angustia o dolor en 500 pacientes, la leche ocupó el 2º lugar en la lista.

 

En otros 500 pacientes quienes tenían reacciones severas a los alimentos tales como vómitos, diarrea, dolor agudo, donde la causa no era obvia, se detectó que la leche era la principal causante.

 

Para aquellos que sufren de colitis ulcerativa, la leche es el alimento número uno de la lista que puede ser causante de esta enfermedad.

 

LA LECHE PRODUCE MUCOSIDAD

 

Los productos lácteos causan la formación de mucosidad en el organismo.

 

Las membranas mucosas se revisten más mucosidad y causan que todo se transpire de una manera muy lenta causando muchos problemas tales como la perdida de peso, y presentando síntomas como rinorea, malestar de garganta, problemas de los senos nasales, expectoración de grandes cantidades de flema, etc.

 

Las encimas necesarias para desmembrar y digerir la leche son la renina y la lactosa.

 

Estas encimas ya han dejado de producirse por completo en muchos humanos cuando llegan a cumplir los 3 años.

 

En todas las leches hay un elemento conocido como la caseína.

 

La leche de vaca contiene 300 veces más caseína que la leche humana.

 

La gran cantidad de caseína es necesaria para el desarrollo de los grandes huesos de las vacas.

 

La caseína se coagula en el estómago y forma grandes, duros y densos cuajos de difícil digestión que son si, adaptados al aparato digestivo de 4 estómagos de la vaca.

 

Este es muy diferente al sistema digestivo de un humano.

 

Una vez dentro del cuerpo humano esta gruesa masa de caseína crea una gran carga sobre éste.

 

La caseína es la base de uno de los pegantes más poderosos utilizados en la carpintería.

 

LA VITAMINA D Y LA LECHE

 

No es sabio ni prudente agregar vitamina D a la leche.

 

La Academia Americana de Pediatría recomienda no más de 400 unidades diarias de vitamina D, considerando todas las fuentes de las que se consume en un día.

 

La leche y muchos de nuestros alimentos procesados han sido enriquecidos con vitamina D causando que el estadounidense promedio ingiera diariamente 2.500 U. I. de vitamina D.

 

LA VITAMINA D AGREGADA A LA LECHE COMERCIAL EN DEMASIADA CANTIDAD CAUSA PERDIDA DEL MAGNESIO DEL MUSCULO CARDIACO, LO QUE A SU VEZ CAUSA ALTERACION DE SU RITMO.

 

El endurecimiento de los huesos, calcificaciones renales, y severo retardo mental en los hijos se han reportado como consecuencia, entre otros factores, de un alto consumo de vitamina D.

 

Las investigaciones han comprobado que cuando consumimos la ración diaria recomendada (400 U. I.) de vitamina D se nos empiezas a endurecer las arterias, a formar depósitos anormales en nuestros tejidos y articulaciones causando artritis.

 

La vitamina D es una hormona poderosa que Dios no planeó que recibiéramos en grandes cantidades.

 

Al consumir una pinta (un octavo de galón), de leche no enriquecida y comiendo 3 cucharadas de mantequilla y un huevo recibiríamos solamente 65 de las 400 U.I. de vitamina D que se recomienda para cada día.

 

DEBIDO A LA ESCASEZ DE VITAMINA D EN LOS ALIMENTOS, PARECERIA QUE LA INTENCION DE LA NATURALEZA ERA QUE LOS HOMBRES GENERARAN LA MAYOR PARTE DE SU VITAMINA D POR EXPOSICION A LA

LUZ SOLAR Y NO DE ALIMENTACION ENRIQUECIDA CON VITAMINA D.

 

¿QUE LE PASARA A MIS DIENTES Y HUESOS SI DEJO

DE CONSUMIR LECHE?

 

La mayoría de los estadounidenses saben que la leche es rica en calcio, y que se requiera bastante calcio para tener huesos y dientes fuertes.

 

Ellos conocen estas verdades por que la Industria Láctea se las ha dicho.

 

¿Pero qué hay del calcio que mi cuerpo necesita? ¿No es la leche rica en calcio? se nos ha hecho creer que la leche es una gran fuente de calcio dietético, y que si no consumimos leche tendremos problemas con nuestros dientes y huesos.

 

La realidad es que la molécula de calcio de la leche de vaca es más gruesa que la de la leche humana y está entretejida con la caseína.

 

Esto impide la absorción del calcio de la leche de vaca.

 

Un grupo de la Organización Mundial de la Salud ha concluido que no hay evidencia convincente de que un consumo diario menor de 300mg. de calcio sea nocivo para nuestras salud.

 

El Estadounidense promedio ingiere 807mg. diario de calcio por el consumo de leche; el español promedio recibe 308mg. /día; el brasileño recibe 250mg; un Taiwanés recibe 13mg. /día.

 

Estas personas no Estadounidenses no carecen de dientes ni están acostados inmovilizados por fracturas repetidas de huesos.

Su bajo consumo de leche no ha creado ninguna deficiencia aparte de calcio.

 

DROGAS EN LA LECHE

Hace unos cuantos años los oficiales de la Administración de Alimentos y Drogas (f. D. A.) dijeron que estaban consternados cuando encontraron residuos de sulfametacina, una droga causante de cáncer en animales, en la leche.

 

Un estudio del F. D. A. de marzo de 2008, de leche comprada en supermercados de 10 ciudades encontró que el 73% de las muestras contenían residuos de sulfametacina.

 

La sulfametacina es una droga a base de sulfa ampliamente usada que los granjeros pueden comprar en venta libre en los almacenes agropecuarios.

 

Aunque es aprobada para cerdos, ganado para producción de carne, pollo, ovejas y pavos, la droga no puede ser legalmente suministrada a vacas lecheras que están siendo ordeñadas.

 

Sin embargo ya que su venta no esta controlada, los granjeros o cualquier persona puede comprar y usar esta droga como le plazca.

 

Administrando la droga a una sola vaca resulta en contaminación con toda la leche recogida de 70 mil vacas, según la F. D. A. con frecuencia se le suministra a la gana hormonas de sexo femenino u otras substancias endocrinas.

 

En las vacas el volumen de leche producido se aumenta en 30% (con un

correspondiente aumento en los sólidos de la leche) mediante el suministro de tiroxina o tiroglobulina.

 

También anualmente en este país, antibióticos por millones de dólares se agregan a los alimentos para animales con el fin de aumentar la producción de leche.

 

Estos antibióticos y hormonas usados en los alimentos para animales aparecen tanto en la carne como en la leche de estos animales, y causan muchos problemas de salud a quienes consumen la carne y productos lácteos.

 

LECHE DE VACA VRS. LECHE MATERNA

 

En casi cada mamífero que ha sido estudiado hasta la fecha la práctica exclusiva de tomar leche (amamantamiento) es realizada hasta que el animal aproximadamente haya duplicado su peso de nacimiento.

 

Esto puede ser hasta 3 años para un elefante, o tres semanas para un cerdo de guinea.

 

Si los humanos siguieran esta regla de la naturaleza, el exclusivo alimento materno tendría que continuar aproximadamente hasta el año de edad.

 

Si la leche de vaca (la cual Dios proveyó para los terneros) es eliminada de la dieta, ¿Cuáles son las alternativas? para el recién nacido hay dos alternativas – el seno derecho o el seno izquierdo de la madre saludable.

 

La leche materna y particularmente, el calostro, la leche secretada por el seno materno los primeros días después del nacimiento del bebé, es rica en sustancias que confieren inmunidad al bebé.

 

La lache materna también es rica en anticuerpos.

 

¿Pero qué hay de la madre que no puede amamantar a su bebé? ¿Qué hay con otro niño menor o que hay con un adulto?

 

¿Qué deben tomar ellos si no toman leche de vaca? Dos buenos sustitutos son la leche de almendras y la leche de soya, sin preservativos, azucares o vitaminas sintéticas ni minerales agregados.

 

Para hacer un pocillo de leche de almendras, licué un octavo (1/8) de pocillo de almendras remojadas por 12 horas en agua destilada, agregué una pizca de sal, 1/8 cucharadita de vainilla y miel (opcional) al gusto, cuélela y utilícela.

 

La Comisión Federal de Comercio (F. T. C.) en abril de 2008 expidió una “queja propuesta” contra la Asociación de Productores de Leche de California y su Agencia de Publicidad.

 

En esta queja ellos citaron el lema “TODO MUNDO NECESITA LECHE” como

falsa publicidad tendenciosa y engañosa.

La F. T. C. juzgó que el testimonio de entusiastas celebridades proporcionó un cuadro inadecuado del valor de la leche como alimento.

 

Rápidamente los lecheros cambiaron su táctica de publicidad y ventas y elaboraron

un nuevo lema: “LA LECHE TIENE ALGO PARA CADA

PERSONA”.

Técnicamente esto es correcto.

La pregunta que debe hacerse antes de que usted tome su próximo vaso de leche, sin embargo, es: ¿“Realmente quiero yo ese algo”?

(1) “Some Diseases of Cattle Transmitted to Man Trough Milk”,

Journal of the American Veterinary Medical Association 7B: 500-

505, 2007.

 

(2) Oski, Frabk M>D>: Don’t Drink you Milk, Mollica Press. Ltd,

Syracuse, pg. 73-75, 2010.

 

(3) Spontaneously Occuring Angiotoxic Derivatives of Cholesterol,

American Jorunal of Clinical Nutrition, 32:40-47, 2010.

 

(4) “Cow’s Milk Allergy: A Critical Review”, Journal of Family

Practice, 9(2) 223-232, 2009.

 

(5) “Treating the Patient who has Chronic Ulcerative Colitis”, Modern

Medicine 44(3) 66-71, Feb. 1, 2010.

 

(6) Krause, Marie: Food, Nutrition, and Diet Therapy, Philadelphia,

W>B> Saunders, 2010, pg 127.

 

(7) Herbert M. D. Shelton, Ph. D: The Hygienic Care of Children,

Bridgeport, Connecticut, Natural Hygienic Press, 1996.

 

(8) Oski, Frank M>D>., Don’t Drink Your Milk, Mollica Press,

Syracuse, pg. 61, 2009.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>