miércoles , 21 agosto 2019

ALZHEIMER

Enfermedad de Alzheimer. Demencia senil precoz originada por degeneración hialina, en forma de placas, de la corteza cerebral. Otros nombres relacionados: deterioro cognitivo, disfunción cognitiva, enfermedad de pick, corpúsculos de Lewis, demencia frontotemporal.

La demencia es una pérdida de la función cerebral que se presenta con ciertas enfermedades.

El mal de Alzheimer, enfermedad de Alzheimer es una forma de demencia que gradualmente empeora con el tiempo y afecta la memoria, el pensamiento y el comportamiento.

El Alzheimer es una alteración neurodegenerativa primaria, que suele aparecer a partir de los 65 años, aunque también puede presentarse entre gente más joven.

Cuando una persona padece la enfermedad de Alzheimer, experimenta cambios microscópicos en el tejido de ciertas partes de su cerebro y una pérdida, progresiva, pero constante, de una sustancia química, vital para el funcionamiento cerebral, llamada acetilcolina.

Esta sustancia permite que las células nerviosas se comuniquen entre ellas y está implicada en actividades mentales vinculadas al aprendizaje, memoria y pensamiento.

Es difícil determinar quién va a desarrollar la enfermedad de Alzheimer, puesto que se trata de una alteración compleja, de causa desconocida, en la que, al parecer, intervienen múltiples factores.

Aunque hoy en día los científicos saben que la enfermedad del Alzheimer implica la destrucción de las células del cerebro de forma progresiva, se desconoce cuál es la razón de su eliminación. A saber.

Al igual que otras enfermedades de tipo crónico, los expertos creen que el Alzheimer se desarrolla por múltiples factores.

La edad y la genética han sido ya identificados como factores de riesgo, pero todavía quedan muchas incógnitas por responder.

He aquí algunos de los elementos que pueden aumentar las probabilidades de padecer esta patología.

Usted es más propenso a padecer el mal de Alzheimer si:

  • Es mayor. Sin embargo, sufrir esta enfermedad no es parte del envejecimiento normal.
  • Edad: suele afectar a los mayores de 60-65 años, pero también se han dado casos entre menores de 40. La edad media de diagnóstico se sitúa en los 80, puesto que se considera que el mal de Alzheimer es una enfermedad favorecida por la edad.
  • Tener un pariente consanguíneo cercano, como un hermano, hermana o padre con la enfermedad.
  • Las mujeres lo padecen con más frecuencia, probablemente, porque viven más tiempo.
  • Tener ciertos genes ligados al mal de Alzheimer como el alelo APOE epsilon4.
  • Afecta por igual a todas las razas.

Los siguientes factores pueden aumentar el riesgo, aunque no están bien comprobados:

  • Pertenecer al sexo femenino.
  • Tener presión arterial alta por mucho tiempo.
  • Antecedentes de traumatismo craneal.

Existen dos tipos de mal de Alzheimer:

  • En el mal de Alzheimer de aparición temprana, los síntomas aparecen primero antes de los 60 años y es mucho menos común que el de aparición tardía; sin embargo, tiende a empeorar rápidamente. La enfermedad de aparición temprana puede ser hereditaria y ya se han identificado varios genes.
  • El mal de Alzheimer de aparición tardía, la forma más común de la enfermedad, se presenta en personas de 60 años en adelante. Puede ser hereditario, pero el papel de los genes es menos claro.

Los síntomas de demencia abarcan dificultad con muchas áreas de la función mental, entre ellas:

  • El comportamiento emocional o la personalidad.
  • Estadio Leve: El daño de la enfermedad todavía pasa desapercibido, tanto para el paciente, como para los familiares. El enfermo olvida pequeñas cosas, como dónde ha puesto las llaves, o tiene alguna dificultad para encontrar una palabra. En esta etapa todavía puede trabajar o conducir un coche, aunque es posible que empiece a experimentar falta de espontaneidad, de iniciativa y ciertos rasgos depresivos. La capacidad de juicio se reduce y tiene dificultad para resolver nuevas situaciones y organizar actividades. Pueden aparecer signos de apatía y aislamiento y cambios de humor.
  • Estadio Moderado: La enfermedad ya resulta evidente para familia y allegados. El paciente presenta dificultades para efectuar tareas como hacer la compra, seguir un programa de televisión, o planear una cena. Ya no es sólo una pérdida de memoria, sino también de capacidad de razonamiento y comprensión. En esta etapa, el deterioro avanza con bastante rapidez y los afectados pueden llegar a perderse en lugares familiares. Además se muestran visiblemente apáticos y deprimidos.
  • Estadio Grave: Todas las áreas relacionadas con la función cognitiva del paciente se encuentran afectadas. Pierde la capacidad para hablar correctamente, o repite frases inconexas una y otra vez. No puede reconocer a sus familiares y amigos; ni siquiera se reconocen a ellos mismos ante un espejo. La desorientación es constante. Los pacientes más graves se olvidan de andar y sentarse y, en general, pierden el control sobre sus funciones orgánicas. Se olvidad de hechos recientes y lejanos. Permanecen horas inmóviles sin actividad, y generalmente no pueden andar. Dejan de ser individuos autónomos y necesitan que les alimenten y les cuiden. Gritan, lloran o ríen sin motivo y no comprenden cuando les hablan. En su etapa más grave surgen rigideces y contracturas en flexión, permanecen en mutismo y pueden llegar a presentar trastornos deglutorios. Muchos de ellos acaban en estado vegetativo.
  • La memoria.
  • El lenguaje.
  • La percepción.
  • El pensamiento y el juicio (habilidades cognitivas).

La demencia aparece primero generalmente como olvido.

El deterioro cognitivo leve (DCL) es la fase entre el olvido normal debido al envejecimiento y el desarrollo del mal de Alzheimer.

Las personas con deterioro cognitivo leve tienen ligeros problemas con el pensamiento y la memoria que no interfieren con las actividades cotidianas y, con frecuencia, son conscientes del olvido.

No todas las personas con deterioro cognitivo leve progresan a mal de Alzheimer.

Los síntomas del deterioro cognitivo leve abarcan:

  • Dificultad para realizar más de una tarea a la vez.
  • Pérdida de memoria a corto plazo: incapacidad para retener nueva información.
  • Pérdida de memoria a largo plazo: incapacidad para recordar información personal como el cumpleaños o la profesión.
  • Alteración en la capacidad de razonamiento.
  • Afasia: pérdida de vocabulario o incomprensión ante palabras comunes.
  • Apraxia: descontrol sobre los propios músculos, por ejemplo, incapacidad para abotonarse una camisa.
  • Pérdida de capacidad espacial: desorientación, incluso en lugares conocidos.
  • Cambios de carácter: irritabilidad, confusión, apatía, decaimiento, falta de iniciativa y espontaneidad.
  • Dificultad para resolver problemas.
  • Olvidar hechos o conversaciones recientes.
  • Tardar más tiempo para llevar a cabo actividades más difíciles.

Los síntomas tempranos del mal de Alzheimer pueden abarcar:

  • Dificultad para realizar tareas que exigen pensar un poco, pero que solían ser fáciles, tales como llevar el saldo de la chequera, participar en juegos (como bridge) y aprender nueva información o rutinas.
  • Perderse en rutas familiares.
  • Problemas del lenguaje, como tener dificultad para encontrar el nombre de objetos familiares.
  • Perder interés en cosas que previamente disfrutaba, estado anímico indiferente.
  • Extraviar artículos.
  • Cambios de personalidad y pérdida de habilidades sociales.

A medida que el mal de Alzheimer empeora, los síntomas son más obvios e interfieren con la capacidad para cuidar de sí mismo. Los síntomas pueden abarcar:

  • Cambio en los patrones de sueño, despertarse con frecuencia por la noche.
  • Tener delirios, depresión, agitación.
  • Dificultad para realizar tareas básicas, como preparar las comidas, escoger la ropa apropiada o conducir.
  • Dificultad para leer o escribir.
  • Olvidar detalles acerca de hechos cotidianos.
  • Olvidar hechos de la historia de su propia vida, perder la noción de quién es.
  • Alucinaciones, discusiones, comportamiento violento y dar golpes.
  • Deficiente capacidad de discernimiento y pérdida de la capacidad para reconocer el peligro.
  • Uso de palabras erróneas, no pronunciar las palabras correctamente, hablar con frases confusas.
  • Retraerse del contacto social.

Las personas con mal de Alzheimer avanzado ya no pueden:

  • Entender el lenguaje.
  • Reconocer a los miembros de la familia.
  • Llevar a cabo actividades básicas de la vida diaria, como comer, vestirse y bañarse.

Otros síntomas que pueden presentarse con el mal de Alzheimer:

  • Incontinencia.
  • Problemas para deglutir.

Posibles complicaciones:

-Maltrato por parte de un cuidador demasiado estresado.

-Úlceras de decúbito.

-Pérdida del funcionamiento muscular que imposibilita mover las articulaciones.

-Infección, como infecciones urinarias y neumonía.

Como signos más claros de que una persona con EA sufre también una depresión, se encuentran:

  • La pérdida de apetito.
  • Alteraciones del sueño.
  • Pérdida de energía e iniciativa.
  • Sentimientos de baja autoestima.
  • Irritabilidad y ansiedad.
  • Baja concentración.

Otras complicaciones relacionadas con la inmovilidad:

-Caídas y fracturas.

-Comportamiento dañino o violento hacia sí mismo o hacia los otros.

-Pérdida de la capacidad para desempeñarse o cuidarse.

-Pérdida de la capacidad para interactuar.

-Desnutrición y deshidratación.

El informe destaca el incremento sostenido de las enfermedades neurodegenerativas, en especial las atribuidas al alzhéimer, que causó 11.907 muertes en 2011.

Este número supone ya el doble de fallecidos de los atribuidos a la patología en el año 2000. El incremento de muertes de pacientes afectados por este grupo de enfermedades ha hecho no solo que se haya convertido en el cuarta causa de muerte más frecuente, sino que, en términos relativos, haya sido el grupo que ha mostrado un mayor incremento de defunciones.

El paciente puede estar frustrado y no ser consciente del déficit. La muerte se debe normalmente a infecciones secundarias, malnutrición, etc.

Todo esto indica una vez más la urgencia en conservar la salud, en vez de estropearla cuanto antes.

Como iba diciendo es de máxima urgencia, en ponerse a practicar el plan trofológico/higienista personalizado para esta enfermedad, es de máxima urgencia el Alzheimer no espera.

Por último aprender a amarse a sí mismo es una maravillosa y excelente meta, pero amarte a ti mismo significa también querer lo mejor para ti por su puesto. Eso incluye estar en la mejor salud y vitalidad posible.

Muchas gracias por dedicarme su valioso tiempo. Estoy deseando que viaje con nosotros a lo largo de toda una vida de salud, longevidad, vitalidad, bienestar y repleto de energía vital.

Si fuese su deseo le podemos elaborar un plan trofológico/higienista personalizado para usted o familiar.

Que nada modifique nuestra esencia como personas.

Si le gustó este artículo, obtenga más artículos y noticias similares simplemente suscribiéndose ahora GRATIS.

Obtendrá información directa en español, sin rodeos y fácil de entender que rompe todos los mitos y conceptos erróneos sobre salud, cáncer, envejecimiento y aptitud.

Por favor, infórmenos a sus amigos y familiares sobre estos consejos para la prevención del cáncer/tumor compartiendo este artículo.

Podrá prevenir y tratar de forma eficaz y natural enfermedades y dolencias actuales, y las que se le vayan presentando a lo largo de toda la vida.

Las informaciones contenidas en este boletín se publican únicamente con fines informativos y no pueden ser consideradas como recomendaciones médicas personalizadas.                     

La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud.

La información está basada en la revisión de datos de investigación científica, patrones históricos de práctica y experiencia clínica.

Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico.

Antes de nada deberá de consultar con su médico o especialista.

Como estos pacientes mejoraron o dieron esquinazo a su enfermedad, estos pacientes recibieron su plan trofológico/higienista personalizado y la mayoría confirmo con sus testimonios que:

-obtuvieron beneficios directos e inmediatos para su salud.

-les había enseñado a entender y a cuidar su cuerpo de una forma diferente.

-e incluso estaban haciendo extensivos esos beneficios a familiares y amigos.

Pero, por encima de todo, coincidieron que su plan personalizado no sólo había cambiado su salud, sino que también les había cambiado a ellos.

Desde entonces, cada uno está escribiendo, a su manera y desde su experiencia, una nueva página en la historia de su vida.

Vean el porqué, unos simples y pequeños ejemplos de un conjunto de personas desahuciadas por la medicina y fueron mejoradas y salvadas a través de un buen plan personalizado, que llegado el momento también le puede salvar su propia vida o la de un ser querido (madre, padre, esposa, marido, hermanos, hijos, abuelos, etc.):

  • Enfermedad de Alzheimer (caso nº 217): D. Juan Albor, de 67 años padece de esta enfermedad Neurológica, ya con síntomas que revelan la enfermedad, nos solicitan un buen plan trofológico personalizado, del cual el paciente desde el principio se le nota que los síntomas han mejorado mucho, tres años después sigue estando en buenas condiciones ya que se vale por sí mismo.
  • Enfermedad de Alzheimer (caso nº 719): Dª Miralles Escrivá de 53 años, los síntomas de la enfermedad son en la paciente muy importantes tanto es así que no se vale por sí misma, usa nuestro plan personalizado, y según las indicaciones de la propia familia en tan solo dos días han habido cambios muy positivos, hoy reconoce a los familiares y ya no es necesario que le ayuden a cambiarse o ducharse, ya que la paciente se puede por sí sola.
  • Enfermedad de Alzheimer (caso nº 18): D. Pepe Negrete, de 65 años, con esta enfermedad tiene lagunas para reconocer inclusive a sus propios hijos, empiezan con el plan trofológico/higienista personalizado (TRNTA), en a aproximadamente a los 35 días la laguna del olvido a desaparecido y reconoce a sus hijos y los nombra a cada uno de ellos con el nombre adecuados de cada hijo.
  • Enfermedad de Alzheimer (caso nº 58): Dª Mª Teresa de 72 años, esta terrible enfermedad se ha cebado con la paciente, asido muy rápido ya que en poco tiempo ha perdido sus facultades intelectuales y apenas tiene movilidad, está casi como un vegetal, después de 45 días del uso del plan trofológico personalizado, ha habido mejoras significativas y están los familiares contentos con los resultados obtenidos con el tratamiento.
  • Enfermedad de Alzheimer (caso nº 162): D. Juan Antonio de 77 años, tiene problemas de memoria y equilibrio a causa de esta patología, se elabora un plan personalizado, del cual obtiene buenos resultados al cabo de 37 días seguidos, mejora sustancialmente su memoria y el equilibrio.
  • Enfermedad de Alzheimer (caso nº 547): Dª Mª Vicenta de 81 años, siente que pierde la cabeza, a pesar de tomar los fármacos (medicamentos), no le sirven de mucho o de nada, prueba con un buen plan trofológico personalizado, al cabo de 2 días, las mejoras son espectaculares en esta paciente.
  • Enfermedad de Alzheimer (caso nº 393): D. Benito de 54 años, es incapaz de subir las escaleras y con síntomas de falta de memoria, dice que los medicamentos le sienten mal y no ve que le den adelanto en la enfermedad, decide acompañar con un plan personalizado, del cual a los 40 días seguidos, dice encontrase de nuevo muy bien ya sube las escaleras casi como cuando tenía 30 años y de memoria ya no ve lagunas ni perdida de la misma, está muy satisfecho.
  • Enfermedad de Alzheimer (caso nº 444): Dª Paquita Catalá de 69 años, la enfermedad le afecta en especial la memoria y el escribir, solicitan los familiares un buen plan trofológico personalizado, del cual encuentra gran provecho en tan solo 12 días, es capaz de volver a escribir, dibujar y la memoria se recupera.
  • Enfermedad de Alzheimer (caso nº 627): Dª Maribel de 68 años de edad, padece de varios síntomas de esta terrible enfermedad (perdida de memoria, problemas para escribir, perdida de razonamiento y comprensión, se siente deprimida, falta de iniciativa, problemas incluso para caminar y subir las escaleras, etc.).En tan solo 3 meses la paciente ya se le nota cambios positivos.
  • Enfermedad de Alzheimer (caso nº 501): La Sra. Teresa de 73 años sufre de Alzheimer desde hace 2 años y sus hijos y nietos ven que esta señora, va perdiendo sus facultades mentales, memoria y físicas a gran velocidad, buscan una alternativa a dicho deterioro progresivo, empieza con un buen plan trofológico personalizado, en muy pocas semanas esta Sra. Es otra persona totalmente diferente, le ha ido muy bien el tratamiento.
  • Enfermedad de Alzheimer (caso nº 109): Señor Vicente Boigues de 68 años de edad, tiene problemas de memoria, intelectuales, experimenta falta de espontaneidad, falta de actividad, dificultad para resolver situaciones y actividades normales, a veces no reconoce ni a familiares, etc.

En tan solo 3 meses el paciente señor Vicente da un gran cambio, como era de esperar, vuelve a ser el padre activo que fue con anterioridad mejorando en todos los parámetros.

  • Enfermedad de Alzheimer (caso nº 235): Sr. Javier de 58 años de edad, llega algunos meses diagnosticado con la enfermedad de Alzheimer, anda a trombos con desequilibrio, está muy despistado en prácticamente en todo, pérdida de memoria importante, no se le puede da ninguna conversación ya que las respuestas no tienen ni pies ni cabeza, etc.

Al cabo de tan solo 3 meses el Sr. Javier ya ha recuperado el memoria, el equilibrio y además ya se puede hablar con él, además cuenta hasta muy divertidos chistes.

  • Enfermedad de Alzheimer (caso nº 400): Dª Ángela Escriva, de 59 años padece de esta enfermedad Neurológica degenerativa, ya con síntomas que revelan la enfermedad, nos solicitan un buen plan trofológico personalizado (TRNTA), del cual la paciente desde el primer día se le nota que los síntomas han mejorado mucho, cinco años después sigue estando en buenas condiciones ya que se vale por sí misma.
  • Enfermedad de Alzheimer (caso nº 804): D. Pablo Miralles Escrivá de 83 años, los síntomas de la enfermedad son en el paciente muy importantes tanto es así que no se vale por sí mismo, hoy ya no es necesario que le ayuden a cambiarse o ducharse, ya que el paciente se puede por sí solo.
  • Enfermedad de Alzheimer (caso nº 881): Dª Pilar Erguís, de 73 años, con esta enfermedad tiene muchas lagunas para reconocer inclusive a sus propios hijos, empiezan con el plan trofológico personalizado, en a aproximadamente a los 22 días las lagunas del olvido han desaparecido y reconoce a sus hijos con el nombre adecuados de cada hijo.
  • Enfermedad de Alzheimer (caso nº 552): D. Matías de 67 años, esta terrible enfermedad se ha cebado con el paciente, asido muy rápido ya que en poco tiempo ha perdido sus facultades intelectuales, después de 52 días del uso del plan trofológico personalizado, ha habido mejoras significativas y están los familiares contentos con los resultados obtenidos con el tratamiento personalizado.
  • Enfermedad de Alzheimer (caso nº 767): Dª Juana Antonia de 86 años, tiene problemas de memoria y equilibrio a causa de esta enfermedad, se elabora un plan personalizado, del cual obtiene buenos resultados al cabo de 48 días seguidos, mejora sustancialmente tanto su memoria como el equilibrio perdido.
  • Enfermedad de Alzheimer (caso nº 12): D. Vicenta Alvarado de 81 años, siente que pierde la cabeza y el equilibrio, a pesar de tomar los fármacos (medicamentos), no le sirven de nada nos cuentan los familiares, prueba con un buen plan trofológico personalizado, al cabo de 5 días, las mejoras son espectaculares en el paciente.
  • Enfermedad de Alzheimer (caso nº 97): Dª Dolores Benito de 69 años, es incapaz de subir las escaleras a causa del equilibrio y con síntomas de falta de memoria, deciden los familiares que junto con la medicación vaya acompañada con un buen plan personalizado, del cual a los 30 días seguidos, ya sube las escaleras casi como cuando tenía años atrás y de memoria ha mejorados sustancialmente.
  • Enfermedad de Alzheimer (caso nº 127): D. Santiago de 72 años, la enfermedad le afecta en especial la memoria, el escribir y el habla, los familiares nos piden un buen plan trofológico personalizado, en tan solo 18 días, es capaz de volver a escribir, dibujar, hablar mejor y la memoria se recupera.
  • Enfermedad de Alzheimer (caso nº 332): Dª Raquel Ubeda de 56 años de edad, padece de varios síntomas de esta enfermedad (perdida de memoria, problemas para escribir, perdida de razonamiento y comprensión, se siente deprimida, falta de iniciativa, problemas incluso para caminar y subir las escaleras, etc.), toma medicamentos pero al parecer de poco provecho.

En tan solo 2 meses con un buen plan personalizado, la paciente se le nota cambios muy positivos.

  • Enfermedad de Alzheimer (caso nº 297): D. Emilio Camarena de 61 años sufre de Alzheimer desde hace 2 años y sus familiares ven que este señor, va perdiendo sus facultades mentales, memoria y físicas a gran velocidad, buscan una alternativa al deterioro progresivo, empieza con un buen plan trofológico personalizado, en muy pocas semanas D. Emilio.

Es otra persona totalmente diferente, le ha ido muy bien el tratamiento personalizado.

  • Enfermedad de Alzheimer (caso nº 669): Dª Alicia de 66 años de edad, tiene problemas de memoria, intelectuales, experimenta falta de espontaneidad, falta de actividad, dificultad para resolver situaciones y actividades normales, a veces no reconoce ni a familiares, etc.

En tan solo 2 meses la paciente da un gran cambio, como era de esperar, vuelve a ser la madre activa que fue con anterioridad mejorando en todos los parámetros.

  • Enfermedad de Alzheimer (caso nº 34): D. Domingo Blanco de 72 años de edad, llega 3 años diagnosticado con la enfermedad de Alzheimer, está muy despistado en prácticamente en todo, pérdida de memoria, no se le puede da ninguna conversación, etc.

Al cabo de tan solo 4 meses D. Domingo ya ha recuperado la memoria, el equilibrio y se puede dar una conversación con él.

  • Enfermedad de Alzheimer (caso nº 441): Señora de 68 años de edad, padece de varios síntomas del Alzheimer (perdida de memoria, problemas para escribir, perdida de razonamiento y comprensión, se siente deprimida, falta de iniciativa, problemas incluso para caminar y subir las escaleras, etc.).

En tan solo 3 meses la paciente ya se le nota cambios positivos.Tres años después la señora se mantiene en buenas condiciones mentales y físicas.

6 meses después la paciente, ha recuperado memoria, escribe mejor, habla con razonamiento normal, comprende lo que se le habla y comenta, no tiene síntomas de depresión, el caminar y subir las escaleras ya son normales.

Le hago una visita, a petición de los hijos la observo y le elaboro un tratamiento personalizado (Plan trofológico personalizado) (TRNTA).

Al igual que a esta señora, las mejoras son espectaculares siempre en estos pacientes cuando se acude a la madre naturaleza.

  • Enfermedad de Alzheimer (caso nº 180): La Sr Margarita sufre de Alzheimer desde hace 2 años y sus hijos ven que esta señora, va perdiendo sus facultades mentales y físicas a gran velocidad, buscan una alternativa a dicho deterioro progresivo.

Le hago una visita y dicha señora no se le puede establecer ninguna conversación por qué no parece entender casi nada.

Le elaboro un Plan trofológico personalizado avanzado (TRNTA), para esta enfermedad, que por lo general da muy buenos resultados.

Al cabo de 6 meses después de seguir el Plan personalizado en una visita al neurólogo que trata a la Sr Margarita, no entiende lo que ha pasado su paciente no parece ser la misma, tiene buen humor, memoria muy mejorada, aprueba sin dificultad el tés de prueba donde anterior mente había fayado en todo, le cuenta incluso un par de chistes a su neurólogo, un hijo de esta señora que está presente me cuenta que los ojos del neurólogo lo decían todo estaba boca abierto.

No creía lo que veía y oía de su señora Madre.

Esta Sr. Margarita hoy en día se encuentra muy bien y su neurólogo y doctor no encuentran explicación alguna para esta gran mejora, para una enfermedad considerada progresiva e incurable.

  • Enfermedad de Alzheimer (caso nº 307): Señor Vicente Boiguesde 66 años de edad, tiene problemas de memoria, intelectuales, experimenta falta de espontaneidad, dificultad para resolver situaciones y actividades, a veces no reconoce a familiares, etc.

En tan solo 4 meses el paciente señor Vicente da un gran cambio, como era de esperar, reconoce a los familiares que le eran desconocidos anteriormente, resuelve situaciones y actividades que antes le eran imposible de resolver, su capacidad intelectual a mejorado considerablemente tanto es así que inclusive se atreve a contar chistes algunos inclusive picantes.

Las personas deberían de saber que el Alzheimer se puede detener e inclusive mejorar en un grado muy alto, al igual que su calidad de vida y supervivencia mucho más allá a las estadísticas oficiales.

Su familia preocupada al ver que de todos los medicamentos que está tomando no le ayudan en nada, nos piden un tratamiento personalizado (Plan trofológico personalizado Avanzado (TRNTA).

  • Enfermedad de Alzheimer (caso nº 235): Sr de 58 años de edad, llega meses diagnosticado con la enfermedad de Alzheimer, anda a trombos, está muy despistado, pérdida de memoria importante, no se le puede da ninguna conversación, etc.

Al cabo de tan solo 4 meses dicho Sr. A recuperado el andar, ahora es mucho más espabilado, no hay signos de pérdida de memoria, ahora sus familiares tienen largas conversaciones con el enfermo.

La última prueba médica según el propio enfermo, nos comenta que su doctora se quedo pasmada al ver el cambio tan grande del paciente, ya que en teoría debería de estar mucho peor según avanza el tiempo.

Los familiares nos piden un tratamiento (Plan trofológico personalizado Avanzado (TRNTA) para su familiar.

Tres años después este Sr. Sigue estando de maravilla y su doctora sigue estando pasmada.

  • Enfermedad de Alzheimer (caso nº 603): Sr de 58 años de edad, llega meses diagnosticado con la enfermedad de Alzheimer, anda a trombos, está muy despistado, pérdida de memoria importante, no se le puede da ninguna conversación, etc.

Al cabo de tan solo 4 meses dicho Sr. A recuperado el andar, ahora es mucho más espabilado, no hay signos de pérdida de memoria, ahora sus familiares tienen largas conversaciones con el enfermo.

La última prueba medica según el propio enfermo, nos comenta que su doctora se quedo pasmada al ver el cambio tan grande del paciente, ya que en teoría debería de estar mucho peor según avanza el tiempo.

Los familiares nos piden un tratamiento (Plan trofológico personalizado Avanzado (TRNTA) para su familiar.

Tres años después este Sr. Sigue estando de maravilla y su doctora sigue estando pasmada.

Copyright © 2018.

Quedan rigurosamente prohibidas, sin la autorización escrita del titular del copyright, bajo las sanciones establecidas en las leyes, la comunicación o distribución de los materiales incluidos en este boletín, así como su reproducción total o parcial por cualquier medio o procedimiento, comprendidos la reprografía y el tratamiento informático.

Ver También

Prolongué su belleza natural de forma eficaz

CÓMO MANTENER Y PROLONGAR LA BELLEZA JUVENIL DE SU PIEL, CABELLO Y UÑAS

Tweet TweetCómo mantener y prolongar la belleza juvenil de su piel y fortaleza del cabello …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *