viernes , 24 mayo 2019

CANCERES

Los canceres. Tumores, linfomas, neoplasias, síndromes, leucemias, melanomas o muy similar pueden ser atrófico (el escirroso rodeado de tejido  escleroso y atrófico), dermoide (el que contiene tapones de epitelio con masas coloideas), escirroso (el duro, fibroide y muy maligno, a saber), etc.

Durante los primeros años de vida de una persona, las células normales se dividen más rápidamente para permitir el crecimiento.

El cuerpo está compuesto por billones de células vivas. Las células normales del cuerpo crecen, se dividen formando nuevas células y mueren de manera ordenada.

Una vez que se llega a la edad adulta, la mayoría de las células sólo se dividen para remplazar las células desgastadas o las que están muriendo y para reparar lesiones.

El cáncer se origina cuando las células en alguna parte del cuerpo comienzan a crecer de manera descontrolada.

El crecimiento de las células cancerosas es diferente al crecimiento de las células normales.

Existen muchos tipos de cáncer, pero todos comienzan debido al crecimiento sin control de células anormales.

En lugar de morir, las células cancerosas continúan creciendo y forman nuevas células anormales.

El hecho de que crezcan sin control e invadan otros tejidos es lo que hace que una célula sea cancerosa.

Las células cancerosas pueden también invadir o propagarse a otros tejidos, algo que las células normales no pueden hacer.

Las células se transforman en células cancerosas debido a una alteración en el ADN.

El ADN se encuentra en cada célula y dirige todas sus actividades. En una célula normal, cuando se altera el ADN, la célula repara el daño o muere.

Por el contrario, en las células cancerosas el ADN dañado no se repara, y la célula no muere como debería.

En lugar de esto, esta célula persiste en producir más células que el cuerpo no necesita.

Todas estas células nuevas tendrán el mismo ADN dañado que tuvo la primera célula.

Algunas veces, la causa del daño al ADN es algo obvio, como el fumar cigarrillos. No obstante, es frecuente que no se encuentre una causa clara. A saber.

Las personas pueden heredar un ADN dañado, pero la mayoría de las alteraciones del ADN son causadas por errores que ocurren durante la reproducción de una célula normal o por algún otro factor del ambiente, alimentario, etc.

En su lugar, estas células cancerosas afectan la sangre, así como los órganos productores de sangre y circulan a través de otros tejidos en los cuales crecen.

En la mayoría de los casos, las células cancerosas forman un tumor. Algunos tipos de cáncer, como la leucemia, rara vez forman tumores.

Las células cancerosas a menudo se trasladan a otras partes del organismo donde comienzan a crecer y a formar nuevos tumores que remplazan al tejido normal.

A este proceso se le conoce como metástasis. Ocurre cuando las células cancerosas entran al torrente sanguíneo o a los vasos linfáticos de nuestro organismo.

Independientemente del lugar hacia el cual se propague el cáncer, siempre se le da el nombre del lugar donde se originó.

Por ejemplo, el cáncer de seno que se propagó al hígado sigue siendo cáncer de seno y no cáncer de hígado.

Asimismo, al cáncer de próstata que se propagó a los huesos se le llama cáncer de próstata metastásico y no cáncer de huesos.

Los diferentes tipos de cáncer se pueden comportar de manera muy distinta. Por ejemplo, el cáncer de pulmón y el cáncer de seno son dos enfermedades muy diferentes.

Crecen a velocidades distintas y responden a distintos tratamientos. Por esta razón, las personas con cáncer necesitan un tratamiento que sea específico a la clase particular del cáncer que les afecta. De aquí que siempre aconsejamos que es de máxima utilidad el Plan trofológico completo.

La característica básica de la malignidad es una anormalidad de las células, transmitida a las células hijas, a saber, que se manifiesta por la posible reducción del control del crecimiento y la función celular, conduciendo a una serie de fenómenos adversos en el huésped, a través de un crecimiento masivo, invasión de los tejidos vecinos y sus posibles metástasis.

Posibles causas y más a evitar: el tabaco, determinados polvos químicos, el alcohol, medicamentos corrosivos, las caries, tos persistente, bebidas y comidas muy calientes, ciertas especies, rayos X, inhalación frecuente de benzol, irritaciones crónicas, ulceraciones crónicas, inflamaciones excesivas, posibles infecciones, comidas ahumadas, alimentos algo quemados, exceso de comida basura, lejía, bebidas corrosivas, bebidas extra fuertes, etc.

La lista de canceres u otros similares y precancerosos o síndromes malignos, etc, es muy larga.

Vamos a poner unas cuantas que encontraran de seguro lo que buscan de estas enfermedades en (cáncer). En cáncer encontraran lo que debe de saber realmente para el encuentro con la madre naturaleza.

La naturaleza es el único laboratorio farmacéutico que usted realmente necesita.

La madre naturaleza nunca le defraudara.

Vamos con la lista:

Cáncer de arteria coronaria.

Melanoma del corazón.

Tumores cardiacos.

Sarcoma del corazón derecho.

Mesoteliomas cardiacos.

Tumores pericardios.

Mixoma.

Linfomas en general.

Linfosarcomas.

Linfoma mediterráneo.

Enfermedad de seligman.

Enfermedad de las caderas.

Linfomas hodgkin.

Linfomas no hodgkin.

Leucemias linfoides.

Linfomas de células B.

Pseudolinfoma.

Linfoma de burkitt.

Linfoma de células T del adulto.

Linfoma del manto folicular.

Linfoma anaplásico.

Linfoma de célula grande.

Síndrome de Richter.

Linfoma folicular.

Linfoma esplénico de células vellosas.

Linfoma linfocitico.

Linfoma linfoplasmocítico.

Linfoma inmunocitoma.

Linfoma centrocítico.

Linfoma centrocítico-centroblástico.

Linfoma de célula pequeña.

Linfoma de la zona marginal esplénica.

Linfoma de la zona marginal extraganglionar tejido linfoide asociado a mucosas (MALT).

Linfoma de células del manto.

Linfoma de la zona marginal ganglionar con o sin células B monocítoides.

Linfoma difuso de células grandes.

Linfoma B rico en células T.

Linfoma T/NK nasal.

Linfoma angioinmunoblástico.

Linfomas T periféricos.

Linfoma linfoblástico.

Linfoma asociado al retrovirus HTLV-1.

Linfoma de serosas.

Cáncer de testículos.

Tumores testiculares.

Tumor del seno endodérmico.

Coriocarcinoma.

Teratocarcinoma.

Seminoma.

Linfoma testicular.

Carcinoma embrionario.

Tumor del saco vitelino.

Gonadoblastoma.

Tumores del estroma.

Tumores células leydig.

Tumores estructuras gonadales primitivas.

Neoplasias testiculares.

Neoplasias germinales.

Tumores neuroendocrinos (APUD).

Carcinoma hipofisario.

Carcinomas multifocales.

Tumores endocrinos.

Sarcomas endocrinos.

Carcinomas endocrinos.

Tumores extrahipofisarias.

Carcinoma suprarrenal.

Tumor suprarrenal.

Adenoma suprarrenal.

Carcinomas suprarrenales virilizantes.

Tumores adrenales.

Hiperplasia suprarrenal.

Síndrome de Cushing.

Tumores DOCA.

Feocromocitoma extrasuprarrenal.

Neoplasia endocrina múltiple tipo 1(MEN1).

Síndrome de Werner.

Síndromes de neoplasia endocrina múltiple I, IIa y IIb.

Tumor de wilms.

Neoplasias suprarrenales.

Neoplasia endocrina múltiple tipo 2 (MEN2).

Neoplasia endocrina múltiple tipo 2 A.

Síndrome de sipple.

Cáncer de los vasos sanguíneos.

Linfangitis carcinomatosa.

Tumores de los ganglios linfáticos.

Neoplasias del sistema linfático.

Cáncer de la médula ósea.

Enfermedad de waldenström.

Aplasia de médula ósea.

Aplasias congénitas.

Anemia de fanconi.

Aplasias selectivas congénitas.

Sarcomas granulocíticos.

Sarcomas cloromas.

Neoplasia de la médula ósea.

Mieloma múltiple.

Células tumorales ascíticas de ehrlich.

Síndrome de li faumeni.

Cáncer de las fibras musculares.

Rabdomiosarcoma.

Mioma de las fibras musculares estriadas.

Sarcoma de kaposi.

Sarcomas.

Sarcoma 180.

Reticulosarcoma.

Sarcomatoide.

Neurofibrosarcomas.

Fibrosarcoma.

Sarcomas de partes blandas.

Sarcomatosa.

Carcinosarcoma de Walker.

Sarcoma de yosida.

Linfosarcomas de Murphy-sturm.

Retinoblastoma.

Cáncer de los ojos.

Melanosis precancerosa.

Melanosis adquirida.

Melanoma coroideo.

Tumor ocular primario.

Tumores malignos palpebrales.

Carcinoma basocelular.

Carcinoma espinocelular.

Tumores del párpado superior.

Adenocarcinoma de glándula de meibomio.

Adenocarcinoma de la glándula de zeiss.

Tumores de la glándula lagrimal.

Glioma del nervio óptico.

Tumores coriorretinianos.

Pseudotumor inflamatorio.

Cáncer de labios.

Carcinoma epidermoide de los labios.

Cáncer de tiroides.

Carcinoma de tiroides.

Tumores tiroideos.

Linfoma tiroideo.

Carcinoma medular de tiroides.

Linfoma histiocítico de células grandes.

Tumores del epitelio folicular.

Carcinoma papilar.

Carcinoma folicular.

Carcinoma anaplásico.

Carcinoma de células de hürthle.

Carcinoma paratiroideo.

Hiperplasia paratiroides.

Adenomas paratiroides.

Tumores malignos del tiroides.

Metástasis tumorales en las glándulas paratiroides.

Neoplasias de tiroides.

Etc….

La lista es mucho más larga.

Recordemos que la Trofología avanzada (binipatia), tiene el extraordinario poder de eliminación de las células cancerígenas (tumores), al igual que su maravillosa estrategia para detener el cáncer, al provocar la muerte de las células del cáncer por hambre.

Esta es la maravillosa estrategia de la Trofología avanzada, hacer morir de hambre al cáncer mientras alimenta a las células sanas y el sistema inmunológico, esto no lo puede hacer hoy en dia por desgracia ningún medicamento o conjunto de ellos.

Es una gran lastima y pérdida de vidas por no entender o comprender el poder de la Trofología avanzada, que junto con la cirugía, etc. Da resultados jamás alcanzables por otros métodos terapéuticos usados en clínicas y hospitales, excepto los que si utilizan la Trofología con gran beneficio para el paciente y el centro hospitalario o clínico.

Hemos visto grandes remisiones de cáncer avanzado en cientos de enfermos incluidos los que estaban ya totalmente desahuciados por su oncólogo u hospital.

También se incluyen en los casos en las fases finales, ver como la Trofología avanzada es capaz de detener el avanza del cáncer o tumor en estos casos es un logro inalcanzable por ninguna otra técnica o terapia hoy en día.

Es tan eficaz que muchas clínicas, hospitales y centros especializados; cuando utilizan la Trofología como ayuda a las de más terapias el éxito en la mayoria de los casos es palpable y visible en los pacientes al igual que en la supervivencia y calidad de vida.

Recordar esto por que de seguro en parte dependerá de su supervivencia y calidad de vida: alimente a su cuerpo y no al cáncer o tumor. En esta enfermedad no vale olvidarse de este consejo, porque de ello puede depender su vida.

Para una información completa póngase en contacto con nosotros.

Ver en información. Y cáncer en nuestra web.

Ver También

Prolongué su belleza natural de forma eficaz

CÓMO MANTENER Y PROLONGAR LA BELLEZA JUVENIL DE SU PIEL, CABELLO Y UÑAS

Tweet TweetCómo mantener y prolongar la belleza juvenil de su piel y fortaleza del cabello …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *