Viernes , 19 diciembre 2014
Inicio » Binipatia » Enfermedades » GLOMERULONEFRITIS CRONICA
GLOMERULONEFRITIS CRONICA

GLOMERULONEFRITIS CRONICA

La glomerulonefritis crónica. Es una es una enfermedad con una glomerulonefritis caracterizada por proliferación de células mesangiales y el aumento de la matriz mesangial con engrosamiento difuso de la pared capilar glomerular.

Puede ser una entidad glomerular primaria, o bien secundaria a diversas enfermedades infecciosas, hereditarias o sistémicas.

La incidencia de la glomerulonefritis membranoproliferativa primaria está disminuyendo marcadamente en los países desarrollados, probablemente por modificación de factores ambientales, principalmente infecciosos, siendo en la actualidad poco frecuente (5%).

Histológicamente se distinguen dos tipos principales de glomerulonefritis membranoproliferativa según la localización de los depósitos: la tipo I o clásica, con depósitos subendoteliales, que es la más frecuente (65-75%) y la tipo II o enfermedad por depósitos densos, localizados en la membrana basal (20-30%).

Existe un tipo III, que se considera una variante del tipo I con depósitos subendoteliales asociados a roturas de la membrana basal y depósitos subepiteliales.

En la microscopia óptica, las alteraciones más relevantes en la glomerulonefritis membranoproliferativa tipo I son la proliferación de células y matriz mesangial, junto con el engrosamiento de la pared capilar por los depósitos subendoteliales, que confieren al glomérulo un aspecto lobulado.

La interposición de matriz mesangial entre las células endoteliales y la membrana basal da una imagen de desdoblamiento de la pared capilar (doble contorno).

La glomerulonefritis membranoproliferativa tipo II tiene pocas diferencias con la tipo I, salvo por un engrosamiento irregular de la pared capilar debido al depósito de un material denso.

En ambos tipos puede existir proliferación extracapilar, aunque es más frecuente en la tipo II. Con las técnicas de inmunofluorescencia, la glomerulonefritis membranoproliferativa tipo I muestra depósitos granulares de C3, junto a IgG e IgM a lo largo de la pared capilar y del mesangio.

En la tipo II hay depósitos de C3 a lo largo de la membrana basal, dando la imagen de líneas dobles semejantes a las vías del tren, y también en el mesangio, pero no hay depósitos de inmunoglobulinas.

La microscopia electrónica en la tipo I muestra con mayor claridad los depósitos subendoteliales.

En la tipo II permite establecer el diagnóstico al observarse la membrana basal muy engrosada debido a un material electrondenso localizado en su parte central que reemplaza y ensancha la lámina densa.

La sintomatología es parecida en los dos tipos, aunque la tipo II es más agresiva.

Afecta a todos los grupos de edad, siendo más frecuente en niños y adultos jóvenes.

En la tipo I hay un ligero predominio en los varones que no se ve en la tipo II.

La forma de comienzo más frecuente es el síndrome nefrótico (50% de los casos), asociado a microhematuria o hematuria recurrente.

El síndrome nefrítico es la forma de inicio en un 20-25% de los casos, y el 25-30% restante presenta alteraciones urinarias asintomáticas con proteinuria no nefrótico y microhematuria.

La HTA está presente en el 30-50% de los casos. Hasta un 30-50% tienen antecedentes de una infección previa, generalmente de vías respiratorias altas.

La glomerulonefritis membranoproliferativa tipo II tiene mayor frecuencia de síndrome nefrótico, hematuria macroscópica, episodios de síndrome nefrítico e insuficiencia renal inicial.

La glomerulonefritis membranoproliferativa evoluciona hacia la insuficiencia renal crónica, de modo que a los 10 años del diagnóstico un 50-60% de los pacientes están en diálisis.

La presencia de síndrome nefrótico persistente, insuficiencia renal inicial e hipertensión arterial empeoran el pronóstico.

El diagnostico. Se basa en la sospecha clínica, precisando la realización de biopsia renal para confirmar el diagnóstico.

Los datos de laboratorio muestran niveles disminuidos de C3. En la glomerulonefritis membranoproliferativa tipo I, C4 y C1q están disminuidos en un 25% de los casos, mientras que en la tipo II son normales.

Existe una inmunoglobulina capaz de activar el C3, denominada C3 nefritic factor.

Este es un autoanticuerpo IgG frente a la C3 convertasa de la vía alterna que está presente en el 60% de las glomerulonefritis membranoproliferativa tipo II y en el 20% de las tipo I.

Es preciso hacerlo con otros procesos glomerulares, tanto primarios como secundarios, que puedan cursar con alteraciones urinarias asintomáticas, síndrome nefrótico o síndrome nefrítico, acompañados o no de insuficiencia renal.

La mayoría de las recomendaciones terapéuticas específicas para la glomerulonefritis membranoproliferativa proceden de estudios con glomerulonefritis membranoproliferativa de tipo I o III, sin grupo control, o con controles retrospectivos.

Con respecto a la glomerulonefritis membranoproliferativa tipo II, no existe un tratamiento eficaz. Ya era de esperar.

El tratamiento debe plantearse en los siguientes términos, el control de factores de riesgo vascular como el tabaquismo, la obesidad y la hiperlipidemia, el control agresivo de la presión arterial y reducción de la proteinuria con inhibidores de la enzima de conversión de la angiotensina (IECA) o antagonistas del receptor de la angiotensina (ARA).

En casos de evolución desfavorable, se ha propuesto la asociación ácido acetilsalicílico-dipiridamol, e incluso inmunosupresores del tipo del mofetil micofenolato, con o sin esteroides, con respuesta clínica variable.

Ante la presencia de semilunas en la biopsia y una insuficiencia renal rápidamente progresiva, se ha utilizado prednisona con ciclofosfamida.

La utilidad de estos tratamientos no está científicamente contrastada. Pues claro que no, sus daños pueden ser tanto o peor que la propia enfermedad, como de costumbre.

En niños existen algunas publicaciones sugiriendo la utilidad de esteroides a dosis bajas y de forma prolongada (2mg/kg a días alternos durante un año, con descenso posterior hasta 20 mg/día hasta 5-10 años) para la glomerulonefritis membranoproliferativa tipo I, aunque con la aparición de efectos secundarios: hipertensión y retraso del crecimiento. Y a saber cuántos efectos secundarios graves, más.

Información:

Para más información sobre esta enfermedad o patología, si usted cree que es necesario, preguntar a su médico o especialista, libros e inclusive en internet, donde encontraras cientos o miles de páginas, rellenitas de información, que seguramente ya sabe usted, pero no vas a encontrar ninguna o muy poquísima información útil para la verdadera: recuperación, regeneración o simplemente la plena curación (salud).

La mayoría te dirá lo chungo que es esa enfermedad, en teoría por qué se ha producido, o que su clínica tiene mucha experiencia en ese caso (¿?), o tal productos es ideal o único, las personas estas muy confundidas o quizás en cierta manera engañadas o mareadas vaya a saber, bueno así va la salud general de la población, no hay casi ninguno sano, usted mismo salud verdadera o salud chunga.

Por favor no se deje engañar por nadie. Nadie puede tener salud verdadera si no modifica sus hábitos trofológicos (Trofología).

Ningún aparato, medicamento, cirugía (amputaciones de órganos o miembros) las mayorías de veces innecesarias realmente porque seguramente con la Trofología se hubieran recuperado completamente a no ser una urgencia en que la vida este en juego, pócimas, etc.

Puede hacer eso por usted, y mucho menos cuanto mayor sea la gravedad del estado de su salud, solo repito solo la Trofología, que nos alimenta, mantiene sanos de verdad, nos regenera, único para danos un alto nivel de calidad de salud y de vida, nos da vitalidad y energía. Eso no lo puede hacer ningún aparato, pócima, etc. Por si solos.

Por desgracia la salud se ha convertido en un gran negocio en todos los bandos y puntos. Abra los ojos.

La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud.

La información está basada en la revisión de nuestros datos de investigación científica y colaboradores especialistas, patrones históricos de práctica y experiencia clínica.

Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico.

Antes de nada deberá de consultar con su médico o especialista.

    Nota: cuando se usa conjuntamente la binipatia, con la Trofología (Plan trofológico completo o personalizado) con los remedios de tu médico o especialista, la recuperación, curación, etc. Se multiplica en un 100%. Esto es muy importante para esta patología.

Prueba de ello los extraordinarios resultados que se obtienen con la binipatia y su (Plan trofológico completo). Para esta enfermedad o trastorno.

Alimentación (Trofología) más recomendable para esta patología:

Para la mayor eficacia y garantía seguir las indicaciones del Plan trofológico completo.

Este Plan trofológico completo está elaborado específicamente según las indicaciones de la Trofología, junto con nuestros colaboradores especialistas profesionales, para obtener la máxima garantía y eficacia para esta enfermedad.

Más disponemos de todo un arsenal eficaz científico avanzado para que usted se recupere de esta dolencia o enfermedad, gracias a la ciencia moderna.

Trofología (Plan trofológico completo), Binipatia (la ciencia moderna de la madre naturaleza), homeopatía, hierbas medicinales, fitoterapia, Yemoterapia, epigenética, oligoelementos, sales de Schüssler, plantas medicinales, suplementos dietéticos (vitaminas, minerales, proteínas, enzimas, nutriceuticos, medicinas naturales, etc.).

Tu primer medico si usas la Trofología puede que sea tu único médico.

Debe de saber que la Trofología por si sola es capaz de mejora sustancialmente e radicar o curar el 99,9% de todas las enfermedades sea cual sea.

Todo lo que usted necesita para su bienestar y recuperación de su salud, o mejor nivel de vida. Todo lo que usted necesita esta en el Plan trofológico completo, o personalizado no necesita más.  Ver información completa.

Si además quiere enriquecer su plan trofológico completo con algún suplemento más, en el apartado de sustancias súper nutritivas encontrará las mejores sustancias para su patología compatibles con su plan trofológico completo o personalizado.

Para una información más completa póngase en contacto con nosotros.

Si tiene alguna duda sea cual sea, o deseas obtener un Plan personalizado, llámenos al 626 868 980 o al 650 273 886 o si lo desea al Teléfono: 96 283 37 26 sin compromiso alguno, y estaremos encantados de atenderle en cualquiera que sea su caso.

También puede adquirir directamente su plan trofológico completo para esta enfermedad. 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>