lunes , 17 diciembre 2018
Inicio » Binipatia » Enfermedades » HEPATITIS D

HEPATITIS D

La hepatitis D (VHD, AGENTE DELTA), es la inflamación del hígado.

Actualmente el virus infecta a 15 millones de personas en todo el mundo, casi todos adultos, y es muy común entre grupos de usuarios de drogas inyectadas y en los países que bordean el Mediterráneo.

La mayoría de los niños con infección por VHD habitan en Italia y Grecia, y unos pocos en el norte de África.

No hay informes o estimados del número de niños infectados con VHD en todo el mundo.

A pesar de la hepatitis B generalizada en la población demográfica asiática, la infección por VHD es prácticamente desconocida allí y aparece más que todo en grupos de usuarios de drogas inyectadas.

Después de varios años de pruebas y de aislar el virus en chimpancés, por último los científicos llamaron a este nuevo virus hepatitis D.

Este era un virus de ARN monocatenario defectuoso. En los virus del ARN, la información genética es almacenada en el ARN, mientras en células y algunos otros virus, esa información está almacenada en el ADN.

Este virus tiene el genoma (material genético) más pequeño de todos los virus animales conocidos.

El virus de la hepatitis D necesita una partícula del virus de la hepatitis B el recubrimiento externo del virus de la hepatitis B llamado antígeno de superficie para sintetizar su propia proteína externa y poder encapsular su núcleo genético.

El virus de la hepatitis D todavía se puede multiplicar con éxito en personas cuya concentración de antígeno de superficie ha bajado a concentraciones indetectables.

Es un tipo de virus llamado hepatitis D que ocasiona síntomas sólo en personas que también padezcan una infección de hepatitis B.

La hepatitis puede ser intensa y casi siempre coexiste con una infección por el virus de la hepatitis B.

La hepatitis delta puede ser de curso limitado o evolucionar hasta volverse crónica. Sin el uso de la Trofología.

Los virus de la hepatitis delta (VHD) y de la hepatitis B (VHB) pueden producir infección coexistente, o la infección por el virus delta puede sobreañadirse a un estado de portador del VHB.

En este último caso, la hepatitis delta a veces se diagnostica erróneamente como exacerbación de la hepatitis B crónica.

En varios estudios realizados en Europa y en los Estados Unidos, del 25% al 50% de los casos de hepatitis fulminante se observa en el caso de superinfecciones y no de infecciones concomitantes; la aparición de un estado crónico casi siempre es producto de la superinfección. Es sumamente importante el uso de la Trofología, para garantizar, que esto no ocurra.

La hepatitis D puede hacer que los síntomas de la hepatitis B sean más severos.

Los síntomas pueden abarcar:

  • Dolor abdominal
  • Fiebre
  • Orina de color oscuro
  • Malestar
  • Fatiga
  • Ictericia
  • Dolor articular
  • Inapetencia
  • Náuseas
  • Vómitos

El virus de la hepatitis delta es una partícula similar a virus, de 35 a 37 nm, que consiste en una capa de AgsHB y de un antígeno interno único, el antígeno delta.

Con el antígeno delta está encapsulado el genoma, ARN de un solo cordón que puede tener una conformación lineal o circular.

El ARN no muestra hibridación con el ADN del virus de la hepatitis B.

El virus de la hepatitis D no puede infectar una célula por sí mismo, y necesita coinfección con el virus de la hepatitis B para llevar a cabo un ciclo completo de réplica.

A su vez, la síntesis del virus de la hepatitis D ocasiona supresión temporal de la síntesis de los componentes del virus de la hepatitis B.

Los investigadores creen que el virus de la hepatitis D daña directamente las células hepáticas.

Esta es diferente de las infecciones por VHB, en las cuales la mayor parte del daño hepático al hígado es causado por los esfuerzos del propio sistema inmunitario del organismo con el fin de erradicar las células infectadas.

Hasta el momento, los investigadores han identificado tres genotipos o variaciones regionales de VHD en todo el mundo.

El Genotipo 1 se encuentra ampliamente distribuido por todo el mundo, el Genotipo 2 es un genotipo singular que se encuentra sólo en Japón y el Genotipo 3, de América del Sur, es relacionado con una forma grave de infección por VHD que se caracteriza por alta mortalidad y una lesión en el hígado llamada una célula mórula.

Nuestro equipo de gastroenterólogos ha aislado y estudiado muy detenidamente la biología molecular a través de la secuencia de los nucleótidos de un virus de la hepatitis D.

Ellos descubrieron que un área determinada del virus era capaz de mutar con toda facilidad.

Los investigadores sospechan que este virus es capaz de mutar rápidamente y de producir una variedad mucho más amplia de genotipos del VHD de la que ha sido identificada hasta el momento.

La sangre es potencialmente infectante durante todas las fases de la infección activa por el virus delta de la hepatitis.

La mayor infeciosidad probablemente ocurre poco antes del comienzo de la enfermedad, cuando se detectan fácilmente en la sangre partículas que contienen el antígeno delta.

Después del comienzo, la viremia probablemente disminuye con rapidez hasta niveles pequeños o no detectables.

El virus delta se ha transmitido a chimpancés por la sangre de pacientes con infección crónica en los que no se detectaron las partículas que contenían el antígeno delta.

El diagnóstico de la infección aguda con el VHD se basa en pruebas serológicos para IgM anti-VHD, ARN del VHD o antígeno del VHD.

La infección aguda con el VHD suele ser auto limitada, desapareciendo a menudo los marcadores en pocas semanas y pudiendo ser indetectables en algunos casos.

La superinfección por el VHD en los casos de hepatitis B crónica pude llevar a la supresión de los marcadores del VHB en la fase aguda, resultando las pruebas serológicas positivas para el VHD pero negativas para el VHB.

El antígeno del VHD normalmente desparece, sin embargo los anticuerpos del VHD pueden persistir durante años.

El ARN del VHD también se encuentra en el suero de los pacientes superinfectados.

Los antígenos del VHD son detectables en el hígado, sin embargo no siempre se pueden detectar en sangre.

El virus de la hepatitis D es tal vez el más singular de todos los virus de hepatitis y también el más virulento.

El tratamiento con interferón durante 6 meses o más mejora un poco la condición del paciente, sin embargo la recaída es habitual una vez se termina el tratamiento. Es sumamente importante el uso de la Trofología, para garantizar, que esto no ocurra.

       Debería de saber qué:

Cuando se trata del cuidado de la salud, la medicina ha enseñado siempre a sus pacientes que son víctimas de sus genes.

Ellos realmente creen que dentro de su historia familiar se encuentra su destino. Nos dicen que si nuestro abuelo ha tenido enfermedades al corazón y nuestro padre tuvo un ataque al corazón, entonces nuestro destino está sellado y estamos creados para ser una víctima inevitable.

Se nos dice que la enfermedad es algo que está aquejado de, no es algo a desarrollar o crear a su propio estilo de vida o inducida.

“Muy a menudo la gente piensa que si tiene malos genes, no hay nada que pueda hacer al respecto”,  “Sin embargo, estos hallazgos indican que los telómeros pueden prolongarse en la medida en que la gente cambia la forma en la que vive.

La investigación indica que los telómeros más largos se asocian con muchas menos enfermedades y una vida más larga”. Esto es posible gracias a la Trofología.

Los telómeros son las tapas protectoras en los extremos de los cromosomas que afectan a la rapidez con que las células envejecen.

Son combinaciones de ADN y proteínas que protegen los extremos de los cromosomas y ayudan a mantenerse estables, por lo que, a medida que se hacen más cortos y conforme su integridad estructural se debilita, las células envejecen y mueren más rápido.

En los últimos años, los telómeros más cortos se han asociado con una amplia gama de enfermedades relacionadas con el envejecimiento, incluyendo muchas formas de cáncer, demencia,  accidente cerebrovascular, enfermedades raras, enfermedades degenerativas y atróficas, enfermedad cardiovascular, obesidad, osteoporosis, diabetes, etc, etc.

Esta mentalidad de víctima ha permitido a la industria farmacéutica a florecer y presas en la incomprensión del público con respecto a la enfermedad y su capacidad de tomar el control de su vida y salud.

Si bien es cierto que algunos de nosotros llevamos genes que nos hacen más susceptibles al cáncer, la enfermedad cardíaca, enfermedades raras y la diabetes sólo para nombrar unos pocos, no es menos cierto que para estos genes que causan la enfermedad, que se deben de encender.

Por lo tanto, siempre y cuando estos genes están apagados, estás a salvo. Y a salvo estas con la Trofología.

Ahora, es posible que se esté preguntando, ¿qué es lo que convierte a estos interruptores “ON”?

La respuesta es de una variedad de factores que contribuyen: toxinas ambientales, trauma físico, estrés y especialmente como casi siempre la nutrición.

Por ejemplo, los estudios recientemente publicados en la revista Archives of Internal Medicine estudia la adhesión de 23.000 de las personas para 4 comportamientos simples como (hacer ejercicio 3,5 horas a la semana, especialmente el hacer buen uso de la Trofología, y el mantenimiento de un peso saludable.

En los que adhieren a estos comportamientos, el 97% de la diabetes, el 91% de los ataques cardíacos, 88% de los accidentes cerebrovasculares, el 88% de todos los tipos de cáncer y el 85% de las enfermedades raras y crónicas se les impidió el desarrollo de dichas enfermedades.

Hay reportes continuos acerca de científicos que descubrieron algún gen que puede influir en nuestro riesgo de contraer cierta enfermedad.

Se menciona que han descubierto genes que nos hacen más susceptibles al cáncer, a la artritis, a la obesidad, a la enfermedad de Alzheimer, a la ataxia-s, enfermedades raras y degenerativas, etc.

Por otro lado, también hay buenas noticias que podemos utilizar de inmediato, como por ejemplo, consumir ciertos alimentos que pueden ayudarnos a luchar eficazmente contra los genes causantes de enfermedades, gracias a una nueva ciencia llamada nutrigenómica, hermana de la binipatia, en fin “Trofología”.

Puede que siempre tengamos los mismos genes con los que nacimos, pero lo que comemos o no comemos, afecta cómo se comportan. En muchísimo.

Podemos usar a los nutrientes como una terapia genética natural eficaz y segura que nos ayude a que nuestros genes trabajen mejor y que conservemos una muy buena salud.

La progresión de la enfermedad coronaria, diabetes, hipertensión, cáncer de próstata, la obesidad y otras enfermedades crónicas se han invertido con los enfoques de medicina integral como las dietas basadas en la binipatia e higienismo.

Todos necesitamos nutrientes para hacer y reparar los genes. Hacemos nuevos genes cada vez que necesitamos una nueva célula para crecer, reparar una herida o remplazar células muertas.

Al comer adecuadamente trofológicamente y tomar complementos nutricionales, podemos ayudar a nuestro cuerpo a hacer nuevos genes sanos y adecuados, así como mejorar la reparación de los genes dañados.

En muchísimos casos, cantidades extraordinarias de algunos nutrientes pueden compensar extraordinariamente las debilidades genéticas. Junto con la Trofología.

Unos cimientos sólidos nutricionales protegen a nuestros genes y retrasan este deterioro y la acumulación de errores tipográficos genéticos.

Hemos constató que la ingesta baja de ácido fólico y magnesio por ejemplo interfieren con los mecanismos de reparación genética, resultando en más mutaciones.

Y más mutaciones se traducen en un envejecimiento más rápido y mayor riesgo de sufrir enfermedades, entre ellas las degenerativas, raras y las muy graves.

Investigaciones han demostrado que la complementación dietética y trofológica de los niños entre los 4 y los 14 años puede mejorar significativamente su rendimiento cognitivo y estado de ánimo.

La nutrigenética confirma los postulados de la binipatia porque toma un acercamiento más estrecho que se enfoca específicamente en las interacciones nutriente-gen y cómo pueden impactar el riesgo para enfermedades multifactoriales o requerimientos nutricionales.

La aplicación de la binipatia, Trofología, desactiva eficazmente las predisposiciones hereditarias y genéticas a enfermedades cardiacas, cáncer, diabetes, osteoporosis, ataxias, enfermedades congénitas, enfermedades raras, atróficas y distrofias entre muchísimas otras, más de 4600.

Esto es importantísimo ya que significa que podemos eliminar un defecto genético utilizando únicamente la Trofología. Es increíble.

Aunque tengan parientes que hayan sufrido alguna enfermedad considerada hereditaria, no sientan que es una sentencia inevitable. Todo lo contrario es evitable perfectamente a través de la Trofología.

Todos podemos cambiar la expresión de nuestros genes, cambiando de estilo de vida y cambiando por supuesto los hábitos alimenticios (Trofología), (binipatia y higienismo).No hay otra manera hoy en día.

Estos enfoques pueden cambiar la expresión de miles de genes en sólo unos meses.

Los genes asociados con el cáncer, enfermedades del corazón, enfermedades degenerativas, enfermedades raras y la inflamación son (“apagados”), mientras que los genes protectores son (“encendidos”). Gracias otra vez a la Trofología. No hay más.

Incluso ningún medicamento se ha demostrado que puedan hacer esto. Esto solo lo puede hacer hoy en día la Trofología.

Hay experimentos realizados con ratones “agouti”, que tienen una anormalidad genética que los hace de color amarillo, grasos, y diabéticos desde el nacimiento.

Pero cuando las madres “agouti” se les dieron el uso de la Trofología enriquecida tipo binipatia e higienista “trofología avanzada”, sus hijos salieron con el escudo normal marrón, delgado y saludable.

Curiosamente, la descendencia sana aún tenía el gen “agouti”, simplemente no expresado (apagado).

Estos experimentos parecen mostrar de una vez por todas que la trofología avanzada, según la (binipatia y el higienismo) de hecho puede influir en la expresión genética, para la enfermedad, así como para la salud.

Información:

Para más información sobre esta enfermedad o patología, si usted cree que es necesario, preguntar a su médico o especialista, libros e inclusive en internet, donde encontraras cientos o miles de páginas, rellenitas de información, que seguramente ya sabe usted, pero no vas a encontrar ninguna o muy poquísima información útil para la verdadera: recuperación, regeneración o simplemente la plena curación (salud).

La mayoría te dirá lo chungo que es esa enfermedad, en teoría por qué se ha producido, o que su clínica tiene mucha experiencia en ese caso (¿?), o tal productos es ideal o único, las personas estas muy confundidas o quizás en cierta manera engañadas o mareadas vaya a saber, bueno así va la salud general de la población, no hay casi ninguno sano, usted mismo salud verdadera o salud chunga.

Por favor no se deje engañar por nadie. Nadie puede tener salud verdadera si no modifica sus hábitos trofológicos (Trofología).

Ningún aparato, medicamento, cirugía (amputaciones de órganos o miembros) las mayorías de veces innecesarias realmente porque seguramente con la Trofología se hubieran recuperado completamente a no ser una urgencia en que la vida este en juego, pócimas, etc.

Puede hacer eso por usted, y mucho menos cuanto mayor sea la gravedad del estado de su salud, solo repito solo la Trofología, que nos alimenta, mantiene sanos de verdad, nos regenera, único para danos un alto nivel de calidad de salud y de vida, nos da vitalidad y energía. Eso no lo puede hacer ningún aparato, pócima, etc. Por si solos.

Por desgracia la salud se ha convertido en un gran negocio en todos los bandos y puntos. Abra los ojos.

La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud.

La información está basada en la revisión de nuestros datos de investigación científica y colaboradores especialistas, patrones históricos de práctica y experiencia clínica.

Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico.

Antes de nada deberá de consultar con su médico o especialista.

    Nota: cuando se usa conjuntamente la binipatia, con la Trofología (Plan trofológico completo o personalizado) con los remedios de tu médico o especialista, la recuperación, curación, etc. Se multiplica en un 100%. Esto es muy importante para esta patología.

Prueba de ello los extraordinarios resultados que se obtienen con la binipatia y su (Plan trofológico completo). Para esta enfermedad o trastorno.

Alimentación (Trofología) más recomendable para esta patología:

Para la mayor eficacia y garantía seguir las indicaciones del Plan trofológico completo.

Este Plan trofológico completo está elaborado específicamente según las indicaciones de la Trofología, junto con nuestros colaboradores especialistas profesionales, para obtener la máxima garantía y eficacia para esta enfermedad.

Más disponemos de todo un arsenal eficaz científico avanzado para que usted se recupere de esta dolencia o enfermedad, gracias a la ciencia moderna.

Trofología (Plan trofológico completo), Binipatia (la ciencia moderna de la madre naturaleza), homeopatía, hierbas medicinales, fitoterapia, Yemoterapia, epigenética, oligoelementos, sales de Schüssler, plantas medicinales, suplementos dietéticos (vitaminas, minerales, proteínas, enzimas, nutriceuticos, medicinas naturales, etc.).

Tu primer medico si usas la Trofología puede que sea tu único médico.

Debe de saber que la Trofología por si sola es capaz de mejora sustancialmente e radicar o curar el 99,9% de todas las enfermedades sea cual sea.

Todo lo que usted necesita para su bienestar y recuperación de su salud, o mejor nivel de vida. Todo lo que usted necesita esta en el Plan trofológico completo, o personalizado no necesita más.  Ver información completa.

Si además quiere enriquecer su plan trofológico completo con algún suplemento más, en el apartado de sustancias súper nutritivas encontrará las mejores sustancias para su patología compatibles con su plan trofológico completo o personalizado.

Para una información más completa póngase en contacto con nosotros.

Si tiene alguna duda sea cual sea, o deseas obtener un Plan personalizado, llámenos al 626 868 980 o al 650 273 886 o si lo desea al Teléfono: 96 283 37 26 sin compromiso alguno, y estaremos encantados de atenderle en cualquiera que sea su caso.

También puede adquirir directamente su plan trofológico completo para esta enfermedad.

Ver También

LOS EFECTOS BENEFICIOSOS DEL ALGA ESPIRULINA, SOBRE LA OBESIDAD Y SOBREPESO

Tweet TweetSabían ustedes que hoy en día el combatir la Obesidad o el Sobrepeso, es …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *